Roger Torrent i Ramió (ERC) se ha convertido este miércoles en el noveno presidente del Parlament desde la restauración de la democracia, el más joven de la Cámara desde que se recuperó la institución en 1980 y el sucesor de Carme Forcadell en el cargo.

Nacido en Sarrià de Ter (Girona) el 19 de julio de 1979, es un valor al alza del partido desde que en la pasada legislatura cobró protagonismo como portavoz adjunto de JxSí en el Parlament, y también es alcalde de su municipio natal desde 2007, un cargo que previsiblemente deberá dejar al ser nombrado presidente.

El diputado electo es licenciado en Ciencias Políticas por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y tiene un máster en estudios territoriales y urbanísticos por la Politècnica de Catalunya (UPC) y por la Pompeu Fabra (UPF).

Es diputado del Parlament desde 2012, por lo que esta es su tercera legislatura en la Cámara, y en las elecciones del 21 de diciembre fue el número 2 de los republicanos por Girona, asumiendo un gran protagonismo en la campaña electoral.

Hombre de confianza

Torrent es un hombre de la máxima confianza del presidente del partido y actualmente en la cárcel, Oriol Junqueras, y de la secretaria general, Marta Rovira, y un curtido parlamentario pese a su juventud, ya que fue ponente de la ley de la hacienda catalana que se promovió en la anterior legislatura -entre otras iniciativas-.

Torrent es licenciado en Ciencias PolíticasEsta confianza se evidenció, por ejemplo, en la carta que dejó escrita Junqueras antes de entrar en la cárcel y en que citó explícitamente a Torrent y Alba Vergés como ejemplos del partido y aseguró que era una honor "compartir el camino" hacia la libertad de Catalunya con ellos.

Torrent está acostumbrado al foco mediático, ya que como portavoz de JxSí fue el encargado de comparecer ante los medios desde la Cámara en momentos polémicos de la pasada legislatura, cuando se aprobaron leyes como la del referéndum y se declaró la República.

Tendrá una primera decisión polémica: si avala que la Cámara proceda a investir presidente de la Generalitat a Carles Puigdemont pese a que reside en Bélgica y en contra de la opinión de letrados de la institución.

El 9 de enero Torrent fue el encargado de comparecer ante los medios en la tradicional rueda de prensa de los lunes que hace ERC y allí se mostró partidario de escuchar la opinión de los letrados antes de decidir si su partido avala una investidura a distancia.

"Hay aspectos técnico-jurídicos que no corresponde a ERC valorarlos. Corresponde a los letrados definir como se interpreta el reglamento del Parlament", dijo Torrent, que ahora ya dispondrá de un informe de los letrados antes de tomar una decisión: no se puede realizar esta investidura.

Con Torrent, ERC se decanta por un candidato de perfil joven y sin procesos judiciales abiertos relacionados con el proceso soberanista, como sí tienen otros de sus diputados electos, como Raül Romeva, Dolors Bassa, Lluís Salvadó y la propia Carme Forcadell.

La presidencia del Parlament se ha convertido desde la pasada legislatura en un cargo de riesgo, ya que todos los soberanistas de la anterior Mesa de la Cámara tienen procesos abiertos en el Tribunal Supremo y en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya vinculados con el proceso independentista.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.