Equipaje de mano
Pasajeros en un aeropuerto con equipaje de mano. GTRES

Ryanair ha comenzado a aplicar una tarifa extra si se quiere subir en cabina con un segundo bulto de mano: lo llaman "embarque preferente" y consiste en el pago de cinco euros sobre el precio del billete, o seis en el caso de que el trámite se haga en el mismo aeropuerto hasta una hora y media antes del despegue.

La medida aplicada por la compañía no ha tenido "ningún tipo de incidencia" en el resto de aerolíneas. Desde Iberia, los empleados aseguran que no han recibido "nuevas instrucciones" y Worldwide Flight apunta que los pasajeros "ni siquiera consultan por si los cambios les afectan".

Diferente es el argumento de Easyjet. La entidad low cost lleva poco más de año y medio aplicando una política similar. "Desde que se implantó no ha habido quejas ni nada por el estilo, el pasajero ya está habituado y en nuestro caso tiene que entender que somos de bajo coste", explican desde su puesto de información.

Pero, ¿cómo gestiona cada compañía el equipaje de mano?:

Easyjet: permite llevar solo un bulto de equipaje de mano, y siempre que no exceda de las medidas 56 x 45 x 25 cm. Cobra una serie de tasas dependiendo del trayecto, del peso y de si se paga al facturar o en la puerta de embarque. Las tarifas oscilan entre los 11,69 y los 60 euros en extras.

Vueling: es la compañía más flexible. En caso de que se viaje con bebés, permite subir a bordo con todo lo necesario para el bienestar del niño. Además, admite dos bultos: una maleta de mano que no pese más de diez kilos ni se exceda de las medidas 55 x 40 x 20 cm, y un bolso, que debe caber debajo del asiento delantero.

Iberia: también permite llevar dos bultos. Mide los equipajes antes de subir al avión para que no excedan los 56 x 45 x 25 cm. Al mismo tiempo, avisan de que puede darse el caso de que algunas maletas sean trasladadas a bodega si hay exceso de equipaje en cabina. De nuevo, el accesorio de mano ha de caber bajo el asiento delantero.

Air Europa: también permite llevar dos bultos, siempre que no excedan las medidas 55x35x25cm ni un peso de diez kilos, en clase turista, catorce en Bussines y 18 en los vuelos de larga distancia. También da acceso a elementos de mano, que de nuevo se situarán debajo de los asientos para no estorbar en la dinámica normal del viaje.

Norwegian: dos bultos siempre y cuando el mayor no exceda los 55x40x23cm y además un segundo más pequeño. El peso máximo de nuevo es de diez kilos pero también avisan de que en caso de sobrecarga podrán bajarse algunos equipajes a bodega.