Pakistán
Zainab, la niña de siete años secuestrada, violada y asesinada en la ciudad pakistaní de Kasur. Foto cedida por la familia / EFE

Las autoridades paquistaníes buscan a un asesino en serie como responsable de la violación y asesinato de una niña de siete años en la ciudad oriental de Kasur, que este viernes vivió una jornada de calma tras varios días de protestas, mientras la familia clama justicia y espera resultados de la investigación.

Apenas unos cientos de personas se congregaron en algunos puntos de Kasur a primera hora del día para protestar por el asesinato de Zainab, que ha conmocionado al país, en el undécimo crimen similar que se produce en esta zona de Pakistán en un año.

"El violador o asesino es un asesino en serie; en incidentes anteriores las pruebas forenses lo determinan así y el modus operandi también", indicó a los periodistas Malik Muhammad Ahmad Khan, portavoz del gobierno del Punyab, provincia donde se encuentra la localidad.

De acuerdo con la Policía, en el último año se han producido once casos de naturaleza similar en esta ciudad cercana a la frontera con la India.
El responsable provincial indicó que hasta ahora las pesquisas no habían arrojado nada, pero que las autoridades han investigado a 96 personas y tienen una pista para la identificación del sospechoso.

"Sobre la base de esta pista hemos llegado muy cerca del sospechoso", dijo, sin dar más detalles. Khan indicó que las autoridades están haciendo todo para llevar al responsable ante la justicia lo antes posible y que se ha designado un equipo especial para investigar el caso.

Hemos llegado a estar muy cerca del sospechoso

La niña, que había quedado bajo el cuidado de un tío mientras sus padres hacían una peregrinación religiosa, desapareció el 4 de enero y su cadáver apareció el pasado martes en un contenedor de basura.

La aparición del cuerpo, cuyo examen determinó que había sufrido abusos sexuales, desató una ola de protestas violentas en la ciudad en las que han muerto dos personas y se han producido actos de vandalismo contra comercios y vehículos.

Muhammed Amin, padre de Zainab, indicó a Efe telefónicamente que están esperando a que se produzcan "avances" en la investigación y comentó que el jefe de Gobierno de Punyab, Shahbaz Sharif, le ha prometido que el responsable será llevado pronto ante la justicia. Agregó que si las autoridades no cumplen sus promesas saldrá a la calle a protestar.