BIO Nació en Arenas de San Pedro (Ávila) el 10 de febrero de 1948. Casado y con una hija. Licenciado en Derecho. Ha sido fiscal jefe de la Sala de lo Contencioso del Supremo y fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

¿El atentado de ETA en Francia será el que determine la ilegalización de ANV?

El atentado por sí solo no determina la ilegalización de ANV. De lo que se trata es ver qué hace ANV en relación con este nuevo hecho. Su actitud, de momento y por sí sola, no determina nada, pero no les ayuda. Han perdido una ocasión de oro de demostrar que son un partido dispuesto a hacer política al margen de la violencia.

¿Está en marcha el proceso de ilegalización?

El proceso de ilegalización no está en marcha porque para eso se necesita que alguien interponga una demanda. Lo que no ha dejado de estar en marcha es la actividad de los servicios jurídicos del Estado y de la Fiscalía General del Estado en conexión con las Fuerzas de Seguridad. No hemos dejado de estar encima de ANV. La situación a día de hoy es que existen indicios que apuntan a conexiones con el entorno de ETA; en cuanto existan pruebas se traducirán en una demanda. Entonces sí empezará el proceso.

¿Y estos indicios son recientes?

Los hemos ido acumulando, pero ya he dicho que este tipo de asuntos hay que llevarlos con enorme cautela porque afectan al derecho de sufragio y a un partido que ha sido legal desde hace mucho tiempo y que el Constitucional ha declarado legal hace muy poco, y por tanto tienen que existir pruebas.

¿No es paradójico que ANV pueda ser ilegalizada y que el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo pueda dar la razón a Batasuna?

En Estrasburgo nadie ha dado la razón a Batasuna. Batasuna interpuso una demanda y su admisión a trámite entra dentro de la normalidad. Invocar como violado el derecho de sufragio por parte de alguien que ha sido un partido político legal tiene la enjundia formal suficiente suficiente como para que el Tribunal la admita a trámite.

¿La Justicia debe acomodarse a la realidad política?

La Justicia debe tener presentes las circunstancias sociales; es lo que dice la ley. Otra cuestión es que los jueces puedan verse afectados por condicionantes políticos, y eso es lo que no tiene que ocurrir. Los jueces deben hacer Justicia con las circunstancias de cada momento a la vista para adecuar la ley a esas circunstancias.

¿El final de ETA será policial o dialogado?

Es impensable dedicar un minuto a diálogos cuando alguien se dedica a matar

En estos momentos es impensable andar dedicándole un minuto a diálogos cuando hay alguien que se dedica a matar. Cuando eso ocurre han de funcionar las Fuerzas de Seguridad del Estado y la Justicia implacablemente. Es lo que toca ahora.

¿Se ha instrumentalizado a las víctimas del terrorismo?

Hay un sentimiento de solidaridad con las víctimas que se debe traducir en apoyos de todo tipo, y en eso está el Gobierno. De vez en cuando se perciben intentos de utilización por parte del PP de esos sentimientos de las víctimas para movilizarlos contra el Gobierno en la calle. Esto me parece deprimente. El PP se ha dedicado a agitar la calle y creo que en marzo se le va a pasar factura por ello.

¿Las víctimas se merecen que se les represente mejor de lo que lo hace Francisco Alcaraz en la AVT?

Las víctimas se merecen representantes que luchen para que esta sociedad sea consciente del dolor que ha causado el terrorismo. El señor Alcaraz está equivocándose de enemigo, que es quien mata, quien no respeta la ley, y lo hace continuamente. Parece que sus enemigos estuvieran en el Gobierno. Le rogaría que aunara esfuerzos con el Gobierno en la lucha contra ETA en vez de estar tirando continuamente contra el Gobierno.

¿Respira usted por la herida respecto al PP? ¿Tiene algún condicionante personal?

Ellos han decidido presentarme como el horror de la derecha, como si fuera un agitador de izquierdas. No entra en mi praxis andar insultando a la gente; ellos lo han hecho y creo que he estado al nivel de educación que acostumbro. Lo que no pueden pretender es que yo deje de ser yo y de repente sea de derechas como ellos, o que no responda con educación y hasta con humor.

¿Los jueces son de derechas por lo general?

La mayoría de los jueces son conservadores pero eso entra dentro de lo razonable. Ocurre en todo el mundo. La ley es una herramienta de conservación; quien aplica la ley suele tender a que las cosas se conserven como están. Esto no debe ser preocupante, sino que existan jueces no neutrales. Que alguien sea conservador no es en sí mismo ni bueno ni malo.

¿El nuevo sistema que ha propuesto para llegar a juez corregiría la proporción de jueces conservadores?

El señor Alcaraz se equivoca continuamente de enemigos; los suyos no están en el Gobierno

Es un craso error. El origen del conservadurismo en la Justicia está el tipo de formación. Dicho esto, ¡qué más! Las aguas en las que vamos a pescar son las facultades de Derecho, que son en su mayoría conservadoras. He planteado añadir al existente un nuevo modo de selección -jamás he dicho que desaparezcan las oposiciones- para cubrir las plazas que están quedando vacantes. Que los críticos digan de una vez cómo piensan arreglar el problema evidente de que no cubrimos plazas. Si su solución es bajar el nivel de las oposiciones, yo no estoy por la labor. El Gobierno socialista necesita jueces porque nosotros, a diferencia del PP, hemos creado en cuatro años 1.100 plazas de jueces y fiscales. A quien le interesa que haya buena Justicia es al débil y quien representa al débil es el PSOE. Comprendo que al PP no les preocupe que no haya jueces suficientes. Lo que yo he dicho es pesquemos a los mejores, intervengamos en su última etapa de formación, por ejemplo con un postgrado, y luego les hacemos pasar cuatro o cinco años por las escuelas judiciales, aprendiendo y con vida, con contactos con otras áreas.

¿No es una vergüenza lo que el PSOE y el PP han hecho con el Consejo General del Poder Judicial?

Lo que es una injusticia es que usted los ponga en ese grado de equidistancia. Con el Consejo no hemos acertado, pero lo que está claro que tenemos a un órgano de gobierno de los jueces que no es aceptado, que no está dando el juego democrático que tiene que dar. Dicho esto, lo que está ocurriendo es responsabilidad exclusiva del PP. Llevamos meses en que todos los partidos están de acuerdo en renovar ese consejo, que lleva más de un año en un estado de ilegitimidad, y hay alguien, el PP, que tiene la llave para corregirlo y no le da la gana. El PP no quiere renovar el Consejo por interés partidista, porque está muy a gusto con un modelo derivado de su mayoría absoluta y de un sistema de cuotas que yo no comparto. Cuando se le habla de pluralismo y se le dice que el Gobierno socialista renuncia a la mayoría en el Consejo para que estén representadas las asociaciones de jueces y todo el arco parlamentario dice no.

¿También renuncia el Gobierno a la mayoría en el Tribunal Constitucional? ¿No lo han convertido los dos partidos en una caricatura?

Insisto en no aceptarle esa equidistancia. El Constitucional tiene en estos momentos la composición que tiene, y ahí tendríamos que trabajar bien para superar la polarización que se ha producido. Pero si a lo que se refiere es a la situación creada con motivo de las recusaciones, un Gobierno responsable no podía permitir la imagen de un Tribunal en el que dos de sus miembros estaban provocando actuaciones para intentar que una ley orgánica no fuera aplicada y mostrándose contrarios a esa ley orgánica que ellos iban a tener que enjuiciar.Si el Gobierno lo hubiera aceptado, estaría aceptando un Tribunal no imparcial. No me compare, porque el PP lo que hizo al día siguiente fue decir que como respuesta recusaba a tres magistrados y ha tenido que ser el Tribunal el que le ha puesto la cara colorada diciendo que pedía la recusación con un documento falso.

¿Se puede seguir hablando de la independencia de la Justicia?

La agitación que ha pervertido el funcionamiento de las instituciones tiene nombre y apellido: el PP

Lo que está ocurriendo es algo muy grave y es que durante toda la legislatura el PP se ha echado al monte. El problema viene de que no aceptaron los resultados de las elecciones, y a partir de entonces han estado llevando a los tribunales todo aquello que se movía, todo lo que perdían en el Parlamento, todo lo que habían perdido en la calle. Eso se llama judicializar la vida política, y no nos sorprendamos de que los tribunales se politicen. Espero que los españoles vean en marzo que toda esta agitación que ha pervertido el normal funcionamiento de las instituciones tiene nombre y apellido: Partido Popular.

¿Qué sabe usted de Murcia para encabezar la candidatura del PSOE en 2008?

A día de hoy se muchas más cosas de Murcia de las que sabía y ahora voy a involucrarme en los temas murcianos.

¿Hay que poner fin al trasvase Tajo-Segura como piden los socialistas de Castilla-La Mancha?

Un Gobierno de España debe meter cordura en los temas que son comunes. Y hacerlo desde un análisis racional y solidario. La prueba es que en toda la legislatura los murcianos saben que no ha habido sed. La política de desalinización es imprescidible, porque estamos viendo las consecuencias del cambio climático. Hay una escasa cultura de cuidar las aguas fluviales y de ahorro de agua. Hay, por tanto, una necesidad imperiosa de invertir en infraestructuras para el ahorro, estableciendo dobles redes para la reutilización del agua... Reducirlo todo a si hay o no trasvase me parece una visión miope del tema, con lo cual no quiero escurrir el bulto. Si tiene que haber trasvase, pues tiene que haber trasvase.

¿Va a afiliarse al PSOE?

Nadie me ha pedido que sea del PSOE y ahora después de 34 años de fiscal, en los que no podido ser militante de ningún partido político, no me lo planteo. Cuando se tiene un compromiso ideológico con la izquierda como yo tengo resulta secundario plantearse si voy a darme o no de alta en el PSOE. Fui socio fundador de la Unión Progresista de Fiscales y cubrí mi cupo asociativo.

En dos palabras: "Me iría a Birmania y Vietnam"

¿Reza alguna vez? No rezo, pero hablo con el hombre que siempre va conmigo.

¿Guarda algo bajo la cama? El pijama.

¿Se sonroja si le halagan? No me salen los colores, pero me avergüenza.

¿El ruido más insoportable? El que ha hecho el PP.

¿Pasaría por el quirófano por estética? No.

¿Qué viaje está deseando hacer? Birmania y Vietnam me parecen muy atractivos.

¿Qué libros tiene en la mesilla? Tengo la antología de una poetisa murciana, Carmen Conde, y 2666, de Roberto Bolaño.

¿Su última resaca? Hace mucho tiempo que las controlo.

Sin respirar: "Me paso de vehemente"

Un deseo: Que la cordura conduzca a la paz mundial. Una obsesión: Conseguir la igualdad y la libertad. Un pecado confesable: Me paso de vehemente. Le hace feliz: La gente. Le hace desgraciado: Alguna gente. Una locura: El fútbol, jugarlo. Borraría de su pasado: Muchas tonterías.