Tranvía de la L-4 de Valencia
Un convoy de la Línea 4 del tranvía de Metrovalencia. 20MINUTOS

Los conflictos laborales que han desembocado en la convocatoria de paros en el metro y el tranvía de València viven esta semana un nuevo capítulo, aunque podría ser uno de los últimos. Las negociaciones entre la dirección de Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) y los sindicatos pueden suponer la rúbrica de un acuerdo que ponga fin a las huelgas, que en el caso del metro se remontan a principios de septiembre, y en el del tranvía comenzaron en marzo.

El calendario de paros fijado para esta semana afectará sobre todo a los usuarios de las líneas del tranvía (4, 6 y 8). Desde este lunes y hasta el jueves sufrirán paros en horas punta, es decir, a primera hora de la mañana, al mediodía y por la tarde/noche. El viernes y el sábado, en cambio, los paros coincidirán con los del metro (en este medio de transporte solo se llevarán a cabo estos dos días de la semana) y serán de 21.00 a 0.00 horas el viernes y de 00.00 a 3.00 h de la madrugada el sábado. Finalmente, el domingo, los sindicatos han convocado paros en las líneas del tranvía de 10.30 a 12.00 horas de la mañana, de 14.00 a 15.30 y de 18.30 a 20.30 horas de la tarde.

En el caso de este último, la autoridad laboral ha decretado servicios mínimos del 70%, mientras que respecto a los paros conjuntos del ambos transportes públicos serán del 60% en horas punta y del 50% en las llamadas horas valle. El calendario de paros está aprobado hasta el próximo 12 de enero, en unas franjas horarias coincidentes con la jornada laboral de los viajeros y con los periodos de compras navideñas los fines de semana.

Las jornadas de huelga de las últimas semanas se han traducido en aglomeraciones en los andenes, retrasos e incomodidades a bordo de los convoyes. Además, se ha producido un trasvase de viajeros del metro y el tranvía a los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València.

Durante varios días, la EMT ha lanzado mensajes a través de sus redes sociales en los que lamenta "los problemas surgidos" a causa de la huelga en Metrovalencia y la "derivación de viajeros" a la EMT. Estos problemas tienen que ver, sobre todo, con la acumulación de usuarios en las paradas y en los propios autobuses.

La futura ley de seguridad ferroviaria

Las protestas de los representantes sindicales se centran en la ley de seguridad ferroviaria que tramitan Les Corts. Aspectos como los descansos o el régimen sancionador hacia los trabajadores no son bien vistos por los sindicatos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.