Trump
El presidente estadounidense, Donald Trump. Jim Lo Scalzo / EFE

Los principales países del mundo -EE UU, Alemania, Reino Unido, Francia...- y destacadas instituciones como la UE, la ONU y la OTAN expresaron este viernes su rechazo a la independencia de Cataluña y mostraron su apoyo a la unidad de España.

Tras la declaración unilateral de independencia aprobada por el Parlamento catalán, los gobiernos y las cancillerías de los países más poderosos de la comunidad internacional respaldaron al Gobierno de Mariano Rajoy y abogaron por encontrar una solución dentro del orden constitucional español.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apoya una "España unida", dijo este viernes la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

A preguntas de los periodistas, la portavoz en su rueda de prensa, dijo "no tener conocimiento" de llamadas entre Washington y Madrid durante el día hoy, pero reiteró que Estados Unidos apoya una "España unida".

Con anterioridad, el Departamento de Estado de Estados Unidos había subrayado en "Cataluña es una parte integral de España", según un comunicado.

Desde Canadá, el primer ministro, Justin Trudeau, declaró en Quebec que "Canadá reconoce una España unida".

Trudeau hizo esa declaración en un acto público en respuesta a preguntas de los periodistas, y añadió que las discusiones que se produzcan entre España y Cataluña tienen que darse de acuerdo a las leyes y la Constitución españolas.

En Europa y Rusia

El Gobierno de Alemania aseguró por su parte que no reconoce la declaración unilateral de independencia aprobada por el Parlamento regional, al tiempo que subrayó su apoyo a las medidas adoptadas por el Gobierno de España. El portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, afirmó en un comunicado que su país apoya la "clara postura" de Rajoy en defensa del "orden constitucional", a la vez que subrayó que la "soberanía y la integridad territorial de España son y se mantienen inviolables".

También el Gobierno del Reino Unido dejó claro que "no reconoce ni reconocerá" la declaración unilateral de independencia de Cataluña. "Seguimos queriendo ver cómo se preserva el imperio de la ley, se respeta la Constitución española y se mantiene la unidad de España", señaló un portavoz de la primera ministra británica, Theresa May. Asimismo subrayó que esa declaración unilateral de independencia de la región de Cataluña "está basada en una votación que fue declarada ilegal por tribunales españoles".

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, subrayó también que el "único interlocutor" de su país con España es Rajoy, al tiempo que subrayó que la situación en la región de Cataluña es un "asunto interno" español.

Italia tampoco reconoce "ni reconocerá" la declaración de independencia de Cataluña, afirmó el ministro de Exteriores italiano, Angelino Alfano, a la vez que calificó esa decisión del Parlamento de esa comunidad autónoma de "gesto gravísimo y fuera del marco de la ley".

Rusia, por su parte, ha reiterado que su posición respecto a la situación "no ha cambiado" y "sigue siendo la misma", en alusión a que lo considera un asunto interno español.

"Nuestra posición sobre este tema es consistente y no ha cambiado. La hemos hecho pública repetidas veces en la página web del Ministerio de Exteriores", dijo la portavoz de este departamento, María Zajárova, desde Buenos Aires, donde se encuentra en visita de trabajo.

Se trata de la primera reacción de alto nivel de Moscú desde la aprobación de la declaración de independencia, mientras el Kremlin aún no se ha expresado.

Unión Europea

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo que España sigue siendo el "único interlocutor" de la Unión Europea (UE) tras la declaración de independencia de Cataluña aprobada por el Parlamento regional catalán, al tiempo que afirmó que para la Unión "nada cambia".

"Para la UE nada cambia. España sigue siendo nuestro único interlocutor. Espero que el Gobierno español favorezca la fuerza de los argumentos, no los argumentos de la fuerza", escribió Tusk en su cuenta de Twitter.

La respuesta de Puigdemont a Tusk también ha llegado a través de las redes sociales, definiento al pueblo catalán como un pueblo siempre a favor de los argumentos.

Otro alto representante de la UE, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, también ha asegurado este viernes que "respeta" las decisiones que tome el Gobierno español ante la DUI.

"Es un proceso en el Estado español y respeto todas las decisiones que tome el Gobierno", ha indicado a Efe Juncker, que también ha reiterado su rechazo a los separatismos, durante una visita a la base aeroespacial europea de Kourou, en la Guayana Francesa, en donde participa en una cumbre de regiones ultraperiféricas de la Unión Europea a la que ha asistido también el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

También el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha afirmado que "nadie" en la UE reconocerá la declaración de independencia y pidió "restablecer la legalidad como base para el diálogo".

"Nadie en la Unión Europea va a reconocer esa declaración", dijo el político italiano del Partido Popular Europeo en español en una serie de tuits.

OTAN, ONU

La OTAN afirmó que la crisis en Cataluña debe ser resuelta "dentro del marco constitucional español" y subrayó que España es un miembro "comprometido" de la Alianza Atlántica. "El tema catalán es un asunto interno que debería ser resulto dentro del orden constitucional de España", dijeron a Efe fuentes de la OTAN.

También el secretario general de la ONU, António Guterres, animó a "buscar soluciones dentro del marco de la Constitución española" ante la crisis en Cataluña. "El secretario general anima a todas las partes a buscar soluciones dentro del marco de la Constitución española y a establecer canales políticos y legales", dijo su portavoz Farhan Haq al ser preguntado al respecto.

El primer ministro de Portugal, el socialista António Costa, expresó su "total solidaridad" con la defensa de la unidad de España y su deseo de que se aseguren los canales de diálogo bajo el cumplimiento de la Constitución española.

Desde Escocia, la secretaria de Cultura, Turismo y Asuntos Exteriores del Gobierno autónomo, la nacionalista Fiona Hyslop, defendió una solución para la situación en Cataluña que respete "la democracia y la legalidad".

En Bogotá, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ratificó el apoyo de su país a la integridad territorial de España y a su Gobierno ante la declaración de independencia de Cataluña, y dijo que al mundo le conviene una España unida.