Grietas en Podemos por su cercanía a los independentistas

Carolina Bescansa, diputada de Unidos Podemos, en el Congreso.
Carolina Bescansa, diputada de Unidos Podemos, en el Congreso.
CHEMA MOYA / EFE

El desafío soberanista en Cataluña tensiona a todas las formaciones políticas, y Podemos no es una excepción. La diputada Carolina Bescansa afirmó este miércoles que le "gustaría" que "Podemos hablase más a España y a los españoles, y no solamente a los independentistas", y criticó la estrategia de la dirección porque, a su juicio, se olvida de "contar" el "proyecto político" que tiene para el resto España y no deja suficientemente claro que no respalda en ningún caso la independencia de Cataluña.

Bescansa, una de las fundadoras del partido y secretaria de Análisis Político y Programa hasta el congreso de Vistalegre II, en febrero de este año, aseguró que en la formación morada "hay muchas personas que sienten", como ella, que está fallando "esa explicación de cuál es el proyecto político" del partido, y también que echan en falta un mayor énfasis en que Podemos "no apoya y no va a respaldar" que Cataluña se separe del resto de España, "sea por la vía unilateral o por la vía bilateral".

A las palabras de Bescansa se unió poco después Luis Alegre, otro de los fundadores del partido y ex secretario general en Madrid, que dijo que "le gustaría" que la tesis defendida por la diputada fuera "la posición general" de Podemos y recomendó no "renunciar a la construcción de un proyecto de país" que atienda al "conjunto de España". Alegre, además, apostó por "recuperar" el "debate" interno, que según sus palabras "quedó reducido" tras Vistalegre II, cuando Pablo Iglesias se impuso con autoridad frente a Íñigo Errejón.

También compartió las críticas de Bescansa la portavoz adjunta del grupo parlamentario de Podemos en Andalucía, Esperanza Gómez, que censuró que el partido se ha "dirigido mucho" a los catalanes y no ha explicado adecuadamente su postura en materias como la reforma de la Constitución. "Bescansa ha manifestado algo que comparte toda la organización", apuntó Gómez, que opinó que el partido no se ha "explicado bien" fuera de Cataluña.

Llamada al orden de Irene Montero

La reacción de la dirección estatal no se hizo esperar. Irene Montero, portavoz en el Congreso, advirtió de que hay que "hablar estas cosas en las reuniones y no en los medios de comunicación". Según Montero ese fue "el claro mandato" que los inscritos de Podemos dieron a la organización en Vistalegre II, "y por eso –agregó– no voy a hacer ninguna declaración más sobre lo que ha dicho Bescansa".

Preguntada en los pasillos del Congreso por si las críticas de Bescansa son compartidas por otros cargos del partido, Montero que su "función" como portavoz no es precisar si la posición de la diputada es o no "minoritaria". "Hay suficientes espacios para dialogar como para tener que acudir a los medios", reiteró la portavoz, que defendió que el "proyecto plurinacional" de Podemos es la única propuesta en positivo para que no se fracture la unidad de España.

Fuentes de la cúpula de Podemos minimizan el malestar interno y sostienen que "solo Bescansa" ha manifestado críticas internas a la estrategia de la dirección en el contexto de la crisis catalana. Al tiempo, admiten que en un contexto de "máxima polarización" como el actual, el "marco" es desfavorable para el mensaje del partido, basado en ejes como el "diálogo", la necesidad de un "referéndum pactado" y que encuentra "más dificultades" para abrirse paso. "Pero las encuestas nos dicen que la gente quiere una solución dialogada, así que el mensaje sí que está llegando", zanjan.

Preguntado por esta polémica, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se limitó a remitirse a las declaraciones de Montero. Iglesias, eso sí, aprovechó la ocasión para defender la "España plurinacional", aclarar que su partido "nunca" ha estado "de acuerdo con los independentistas" y para subrayar que "cualquier" declaración unilateral de independencia sería "ilegítima".

Subrayó finalmente que los "problemas políticos" se deben resolver "políticamente": no "encarcelando" a los independentistas, dijo Iglesias, sino "ganándoles en unas elecciones" y en un referéndum pactado. "España se defiende desde la seducción. Por desgracia, el PP y sus aliados empujan a muchos ciudadanos fuera de España", concluyó el dirigente.

El diputado de En Comú Podem y coordinador de Catalunya en Comú, Xavier Domènech, dijo por su parte, en la reunión del grupo parlamentario en la tarde de este miércoles, que comparte la estrategia de Iglesias y agredeció al conjunto de los diputados el "ser tan valiente" y olvidarse de estrategias electorales en una situación "tan crítica".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento