Podemos discute cómo abrirse hueco en el debate público sobre las soluciones a la crisis independentista de Cataluña, pero lo hace dejando al margen a su marca en la comunidad autónoma.

Albano Dante Fachin, líder de Podem, denunció este lunes que no ha sido invitado a la reunión del denominado 'grupo 2020', el considerado como núcleo de estrategia del partido morado y al que el secretario general de la formación, Pablo Iglesias, había convocado de urgencia y sin anuncio público en Madrid para tratar de aportar soluciones ante el referéndum que la Generalitat quiere celebrar el próximo 1 de octubre.

"Lamentamos no haber sido invitados a asistir. Nos hubiera gustado poder compartir las reflexiones de @podem_cat", escribió Dante Fachin en Twitter después de hacerse público el encuentro del 'gobierno en la sombra' de Iglesias, del que sí forma parte, sin embargo, Xavier Domènech, cabeza visible de Catalunya En Comú, el partido fundado por Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y principal referente de Podemos en el territorio.

Diálogo y referéndum pactado

El PDeCat espera detalles para valorar si se suma a la iniciativaEn ese foro, en el que también han participado el eurodiputado Ernest Urtasun (Iniciativa per Catalunya Verds), Juan Carlos Monedero, Alberto Garzón (IU) o los portavoces de las confluencias nacionales de Podemos, Iglesias ha propuesto la celebración de un encuentro nacional de cargos públicos de todos los partidos para hacer un "frente común" contra las medidas del PP en su intento de frenar la "consulta popular" y en favor del diálogo para encontrar "una solución política" a la "excepcionalidad".

Esa solución incluiría una consulta legal y pactada para que los ciudadanos catalanes puedan expresar su opinión, así como una propuesta para reformar la Constitución y elaborar un nuevo modelo de Estado.

Marta Pascal, coordinadora general del Partido Demócrata Catalán (PDeCAT), ha dado "la bienvenida a la iniciativa" de Iglesias, aunque ha pedido más detalles antes de concretar si acudirá a la cita: "Esperamos concreción para valorarlo".

Enfrentamiento

El desencuentro entre Podemos y su marca catalana tiene su origen en la decisión de Dante Fachin de apoyar la celebración de la consulta independentista, cuya convocatoria ha sido suspendida por el Tribunal Constitucional, en contra de la decisión de la dirección nacional, que defiende un referéndum pactado y se ha desmarcado de la estrategia de desobediencia iniciada por el PDeCAT, Esquerra Republicana (ERC) y la CUP).

Catalunya En Comú apoya la iniciativa del 1-O como contestación a las políticas del PP y por el derecho a expresarse de los catalanes en un contexto de superación del Estado de las Autonomías, pero rechaza, a priori, la segregación de España.