El independentismo aprovecha la manifestación de Barcelona y el discurso de unidad se desvanece

  • La manifestación se ha visto empañada por los silbidos y gritos de 'Fuera' contra el rey y Mariano Rajoy.
  • La ANC había pedido ir con esteladas con crespones negros para protestar contra los "hipócritas".
  • Desde la CUP han organizado una marcha paralela dos horas antes con lemas contra las autoridades que llegaban desde Madrid.
  • Tanto Puigdemont como Colau han eludido condenarlos al tratarse de actos de "libertad de expresión".
Durante la manifestación bajo el lema "No tinc por" (No tengo miedo) se han podido ver gran cantidad de esteladas.
Durante la manifestación bajo el lema "No tinc por" (No tengo miedo) se han podido ver gran cantidad de esteladas.
Quique García/EFE
El grito de 'No tinc por' tras los atentados en Cataluña no fue unánime durante la marcha de Barcelona. Porque paralelamente se escucharon abucheos dirigidos a Felipe VI y a Mariano Rajoy. Con reproches a las relaciones comerciales con Arabia Saudí que han generado reacciones muy diferentes.

Se venía gestando durante la semana. El discurso de la unidad que imperó durante las primeras horas tras los atentados de Barcelona y Cambrils se ha esfumado y las grietas son cada vez más visibles entre las autoridades y actores catalanes y los de Madrid. El último ejemplo ha llegado con la manifestación de este sábado contra el terrorismo, en el que las esteladas, las flores con los colores de la bandera de Barcelona y otros gestos, como los silbidos y gritos de 'Fuera' al rey Felipe VI y Mariano Rajoy, han sido instrumentalizados por el 'bando' prorreferendum y el independentista para alejarse del discurso que llega desde Madrid.

Entidades independentistas se han encargado de repartir simbología afín por todo el recorrido. Las esteladas se veían tanto como los carteles de 'paz' (pau) y fuerzas políticas como la CUP, primeros en amenazar con no asistir a la marcha si iba al rey, han 'calentado' este ambiente hostil con una concentración paralela convocada a las 16.00 horas(dos antes que la oficial). En ella, se han podido escuchar cánticos como 'vuestras políticas, nuestros muertos', 'Sus guerras, nuestros muertos', 'Quien quiere paz no trafica con armas', en clara referencia a las autoridades que llegaban desde Madrid, en concreto contra la monarquía y los Ejecutivos del Partido Popular liderados por Aznar y el propio Rajoy.

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) había pedido llevar esteladas con crespones negros a la manifestación para protestar contra la presencia de Felipe VI. Su presidente, Jordi Sànchez, ha aplaudido que se haya silbado a los "hipócritas" en la manifestación, en alusión implícita al rey y al presidente del Gobierno. "La gente ha silbado a los hipócritas y ha aplaudido a los voluntarios, a los cuerpos y fuerzas de seguridad, al personal médico y a todos los demás ciudadanos que ayudaron tras los ataques", ha declarado a los medios.

Por otro lado, han sido los voluntarios de Òmnium Cultural los que se han encargado de repartir flores con los colores de la bandera de Barcelona (rojas, amarillas y blancas).

Puigdemont y Colau defienden la "libertad de expresión"

Para cuando el rey, Rajoy y otras autoridades procedentes de Madrid han llegado a la marcha, la división se ha hecho más patente que nunca. Sonoros silbidos y gritos de 'Fuera' que se han ido repitiendo hasta el final. Algo que el propio president de la Generalitat, Carles Puigdemont, no ha defendido ni condenado, volviendo al manido discurso de la libertad de expresión que tantas veces se ha usado, por ejemplo, en las sonoras pitadas al himno español en las finales de la Copa del Rey jugadas por el FC Barcelona, aunque esta vez 'disfrazado' de "paz".

Puigdemont ha pedido no magnificar los pitos que ha recibido el rey: "La libertad de expresión por encima de todo. Pero tampoco lo tenemos que magnificar", ha dicho en declaraciones a Catalunya Ràdio. Ha destacado que ese clamor tiene mucho que ver, no sólo con Barcelona, sino con Cataluña: "Cómo queremos construir esta Cataluña del futuro, una Cataluña absolutamente comprometida con la paz".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por su parte, ha visto "legítimo" que la gente se haya manifestado exhibiendo todo tipo de símbolos. "En una manifestación tan grande hay libertad de expresión y mucha gente sale con sus símbolos y con cuestiones complementarias", ha justificado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento