La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y el Sindicato Unificado de Policía (SUP) han denunciado este martes lo que consideran una "exclusión" y un "aislamiento" a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la investigación de los atentados yihadistas cometidos en Cataluña.

En un comunicado conjunto las organizaciones mayoritarias en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, tras mostrar su apoyo a la labor de los Mossos d'Esquadra, denuncian "la exclusión y el aislamiento sufrido" por la Guardia Civil y la Policía Nacional "durante la investigación y gestión de los atentados".

"Una vez más la debilidad de las instituciones y de los responsables políticos de nuestro país han provocado que la experiencia y la estructura a nivel nacional presentes en la Policía y en la Guardia Civil en el ámbito de la lucha antiterrorista haya sido marginada de forma dolosa en la investigación", lamentan.

Añaden que ello "con un único objetivo, el de transmitir una imagen al exterior de nuestras fronteras de un Estado catalán autosuficiente, instrumentalizando para ello sin ningún tipo de reparo la seguridad pública y asumiendo por ende los errores y consecuencias que de esta praxis pudiera derivarse".

Hacen referencia concreta al "impedimento de acceso al equipo TEDAX (técnico especialistas en desactivación de explosivos) de la Guardia Civil a la casa de Alcanar (Tarragona) tras la explosión". Asimismo, al "desconocimiento por parte de las autoridades catalanas del hecho de que el imán de Ripoll (Girona) fuese discípulo de uno de los principales detenidos en la operación de la Policía Nacional contra el terrorismo yihadista Chacal I en el año 2007".

A juicio de AUGC y SUP con todo ello "queda en evidencia una vez más la flagrante vulneración de los acuerdos de cooperación así como el deficiente funcionamiento de los mecanismos de comunicación entre las Fuerzas y Cuerpos policiales de nuestro país".

En cualquier caso, SUP y AUGC reiteran su apoyo al trabajo llevado a cabo por los Mossos d'Esquadra, "que han arriesgado sus propias vidas para proteger la de los ciudadanos". "Por ello precisamente se hace más necesaria una acción conjunta que no relegue la solvencia y el bagaje de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ninguneadas en esta ocasión en perjuicio de la seguridad pública", concluyen.

Los Mossos ven "fuera de lugar" las quejas

Los sindicatos de los Mossos d'Esquadra, por su parte, creen que las quejas de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y el Sindicato Unificado de Policía (SUP) sobre la "exclusión" de ambos cuerpos tras los atentados de Cataluña están "fuera de lugar", son políticas y buscan una "polémica artificial". El portavoz del FEPOL, Valentín Anadón, ha mostrado su sorpresa por estas quejas, ya que cree que obedecen a una "polémica artificial", justo en un momento en el que se debe demostrar a la sociedad que existe un trabajo conjunto de las fuerzas de seguridad para combatir el terrorismo.

Anadón ha destacado que la relación entre los Mossos, la Guardia Civil y la Policía Nacional es "fraternal" y ha reiterado su petición para que ambos cuerpos también reciban la medalla de honor que el Parlament concederá a la policía catalana, los servicios de emergencia, la Guardia Urbana de Barcelona y la Policía Local de Cambrils (Tarragona) en reconocimiento a su "esfuerzo" y "valentía" ante los atentados de Cataluña.

En la misma línea, el portavoz del SME, Toni Castejón, ha afirmado que no quería alimentar la polémica, aunque ha advertido de que no les ha gustado que la AUGC y el SUP se refirieran en su nota conjunta a que se ha "marginado" a Policía Nacional y Guardia Civil para transmitir una imagen al exterior "de un estado catalán 'autosuficiente". Según Castejón, es "injusto" escuchar este tipo de críticas porque los agentes de los Mossos han llevado a cabo "jornadas larguísimas, durísimas y poniendo en riesgo su integridad", por lo que no es "justo" decir que se hacía por una intención "política o de protagonismo".

En nombre del Sindicato de Policía de Cataluña (SCP), su portavoz, David José, ha afirmado que veía un "error" las quejas del comunicado conjunto de AUGC y el SUP, ya que entiende que tampoco ahora es el momento para hacerlas. Por su parte, Josep Miquel Milagros, el portavoz de USPAC, ha considerado "lamentables" las quejas de AUGC y SUP

Consulta aquí más noticias de Barcelona.