Montoro pretendia guardarlas para 2019, un año de comicios territoriales, pero al final el ministro tendrá que sacar las "zanahorias" electorales un año antes de lo previsto. Del "no hay margen" para bajar el IRPF defendido por el ministro de Hacienda el 20 de junio... pasa en 15 días a tragar con el recorte.

No había excusas para no acceder a esta bajada de impuestos a la clase media trabajadora"La rebaja será finalmente realidad en 2018, tal y como exigió Ciudadanos al ministro si quería su apoyo para aprobar un techo de gasto de 119.834 millones de euros.

"Habrá 2.000 millones más en los bolsillos de los españoles", proclamó triunfante este miércoles José Manuel Villegas, secretario general de C's, tras el "principio de acuerdo" sin rúbrica formal al que llegaron ayer los responsables económicos del partido naranja (Luis Garicano y Francisco de la Torre) con el ministro Montoro. "No había excusas para no acceder a esta bajada de impuestos para la clase media trabajadora".

Los detalles de la rebaja empezarán a negociarse en septiembre para su inclusión en los presupuestos de 2018, pero ya se conocen flecos. Fuentes ministeriales explican a 20minutos que la bajada se orientará a las "rentas más bajas", sin especificar la cuantía y tramos de esos ingresos.

Montoro, además, aseguró por la tarde que se estudia ampliar la deducción por maternidad y discapacidad (ahora de 1.200 euros anuales) e incluso elevar la renta mínima no sujeta a retención por IRPF que actualmente es de 12.000 euros al año.

Regresa el disputado voto del 'diputado 176'

"Se aplicará a los grupos sociales que mas necesitan sentir los efectos de la recuperación", dice Montoro, que se guarda la baza de una bajada general del impuesto para cuando se salga del procedimiento excesivo de déficit. Y eso será en 2019, en pleno año electoral.

El Congreso votará la próxima semana los objetivos de déficit y el 'cuadro macro' que sustentan el techo. De momento el Gobierno amarra los 32 apoyos naranjas, pero necesita más y no contará esta vez con los socialistas; el PSOE no volverá a apoyar el techo de Montoro como sí hizo en diciembre para el techo de 2017.

Así que necesitará otra vez a vascos y canarios. Y este es quid de la cuestión: saber si Pedro Quevedo, diputado de Nueva Canarias que llegó al hemiciclo en coalición con el PSOE, sostendrá de nuevo al PP como en los PGE de 2017. Es decir, regresa al hemiciclo el disputado voto del 'diputado 176'.

Una décima más de margen a las autonomías

Ciudadanos defiende que la rebaja del IRPF "respeta la senda del déficit". El desvío que Bruselas permite a España para 2018 es el 2,2% del PIB, pero Hacienda cambió ayer su composición. Se mantiene el tope, pero se otorga a las regiones una décima más de desajuste para 2018 y 2019... que se resta a la Seguridad Social tras los "buenos datos" que, según Montoro, muestra el organismo debido al crecimiento del empleo.

Hacienda intenta endulzar así a las comunidades –Cantabria, Cataluña y las 7 socialistas– que votaron el jueves contra la senda fiscal otorgándoles 1.100 millones más de margen cada año [ver cuadro adjunto]. Las autonomías, de este modo, no tendrán que alcanzar el equilibrio presupuestario hasta 2020, un año más tarde de lo previsto por Hacienda.

"El 0,4% es claramente insuficiente", lamentó sin embargo ayer la consejera andaluza de Hacienda, María Jesús Montero. La nueva senda fiscal se comunicará a las regiones en el Consejo de Política Fiscal convocado para el viernes. Pero el resultante es el mismo: España deberá ajusta a un déficit público del -2,2% en 2018, del -1,3% en 2019 y del -0.5% en 2020