Sucursal del banco Liberbank
Sucursal del banco Liberbank. EUROPA PRESS

La incertidumbre creada por la caída del banco Popular se ha cobrado una nueva víctima: Liberbank. Las acciones del banco llegaron a caer este viernes en Bolsa hasta un 30% ante rumores de una supuesta retirada masiva de ahorros, que la entidad ya ha desmentido.

Las acciones de Liberbank ahondaban a primera hora de la tarde en su desplome y se dejaban más de un 30%. Los títulos de la entidad perdían un 32,7% a las 14.15 horas y se intercambiaban a un precio de 0,555 euros por acción, tras cerrar este jueves con un descenso superior al 18%.

Finalmente, el banco ha logrado contener la caída de sus acciones en un 17,58% cerrando la sesión a 0,68 euros, su menor precio desde agosto de 2016, acumulando diez sesiones consecutivas en rojo en las que su valor se ha depreciado un 44%.

El siguiente banco más débil que cotiza en la Bolsa española es LiberbankDesde que se hizo pública la resolución de Banco Popular el pasado miércoles, los títulos de Liberbank han caído un 38%, lo que implica que la capitalización bursátil de la entidad ha caído en 385 millones de euros en tan solo tres sesiones, hasta el entorno de los 600 millones de euros.

Para Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, la caída experimentada por Liberbank responde al "pánico" que han mostrado los accionistas de la entidad tras lo acontecido en Banco Popular, donde accionistas y titulares de deuda subordinada y bonos contingente convertible han perdido íntegramente su inversión.

"El siguiente banco más débil que cotiza en la Bolsa española es Liberbank", aseveró Pingarrón, que agrega que los titulares del capital de la entidad han temido que pudiese estar en una situación bastante parecida a la de Popular, lo que les ha llevado a deshacer posiciones.

Sin retiros masivos

Fuentes próximas a la entidad han asegurado que el desplome bursátil no ha tenido ningún impacto relevante en su clientela, que no ha realizado retiradas significativas de depósitos.

El banco que dirige Manuel Menéndez no ha registrado ningún problema reseñable en su red de oficinas, donde se informa a los clientes de que Liberbank está en una sólida posición de solvencia y de liquidez y que sus depósitos no corren ningún tipo de riesgo.

Las mismas fuentes explicaron que la volatilidad en la bolsa de Liberbank no obedece, bajo ningún concepto, a razones de fundamentos económicos del banco, sino a la lógica especulativa de los mercados en algunos periodos y por efecto de factores ajenos y de contagio.

Asimismo, calificaron de "totalmente infundada" cualquier equivalencia con el Banco Popular, al no poder establecerse ninguna posible comparación en cuanto a la situación de liquidez, de transparencia de su balance y de su cartera de activos inmobiliarios y de cobertura de estos riesgos.

Liberbank dispone, a fecha de 31 de marzo de 2017, de unos activos líquidos de 6.949 millones de euros, todos ellos de disponibilidad inmediata.

Activos inmobiliarios

Liberbank tiene todos los activos inmobiliarios tasados durante 2016, por lo que el volumen y valor de los mismos está actualizado "de manera rigurosa", según las mismas fuentes. El banco tiene "adecuadamente" clasificados los activos morosos, estando reconocidos y clasificados como tal, frente a otras entidades que aún no han realizado ese ejercicio.

Asimismo se prevé que las salidas de deuda bruta de adjudicados por alquileres y ventas se intensifiquen, siendo estimadas en 410 millones de euros en 2017, 625 millones en 2018 y 850 millones de euros en 2019) consolidando la evolución de los últimos trimestres de reducción de activos no rentables.

En este sentido, el volumen de la cartera de activos dudosos registró una disminución en el primer trimestre de 2017 de 254 millones de euros (el 7,9%), y de 1.830 millones de euros en comparación marzo de 2016, una reducción del 38,3%, entre las más altas del sector.