Al menos ocho adolescentes han fallecido y otras treinta personas han resultado heridas, dos de ellas graves, después de que una avalancha sorprendiera este lunes a un grupo de estudiantes de instituto en una pista de esquí del centro de Japón.

En el momento de la avalancha, unas sesenta personas, entre menores y profesores de siete institutos, se encontraban en la pista del complejo Nasuonsen Family Ski Resort, en la ciudad de Nasu, a unos 200 kilómetros al norte de Tokio, según informaciones de las autoridades de la región recogidas por la cadena pública NHK.

El departamento regional de bomberos recibió una llamada de emergencia alrededor de las 9.20 hora local (2.20 hora peninsular española).

Seis menores fueron encontradas sin signos vitales, a falta de que el forense certifique su fallecimiento. Además tres personas permanecen desaparecidas y otras tres resultaron heridas.

La Policía y los equipos de rescate continúan examinando la zona para determinar si hay más personas enterradas bajo la nieve. El Gobierno japonés ha puesto en marcha un cuerpo especial para responder a esta crisis.

Los estudiantes se encontraban en el complejo realizando un programa de alpinismo, que comenzó el sábado y que debería haber concluido este lunes a mediodía.

La Agencia Meteorológica Nipona (JMA) había activado el día anterior una alerta por avalanchas en la región después de que se acumularan hasta 33 centímetros de nieve en apenas ocho horas.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, ha afirmado durante una sesión parlamentaria que su Ejecutivo "hará cualquier esfuerzo para responder a este desastre" y que "la prioridad se centra ahora en rescatar a las víctimas".