Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda EUROPA PRESS

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, no descarta que el Gobierno tome medidas adicionales para cumplir con el objetivo de déficit acordado, después del toque de atención de Bruselas del pasado martes, que avalaba el presupuesto español de 2017 pero advertía a España del riesgo de que incumpla por dos décimas del PIB lo exigido. Eso supondría el sexto incumplimiento del Ejecutivo de Rajoy en seis años.  

Durante la comparecencia de este jueves en el Senado, el titular de Hacienda ha aceptado que existe una "pequeña desviación" entre el déficit calculado por el Gobierno y por la Comisión, de manera que el Ejecutivo tiene la "obligación" de "seguir las advertencias" de Bruselas y adoptar "las medidas necesarias según transcurra este ejercicio" con el fin de garantizar la reducción del déficit. Montoro, no obstante, se ha mostrado optimista y cree que la Comisión ve "factible" el objetivo de déficit "a los ritmos que fija el Gobierno". Es más, considera que las medidas aprobadas hasta ahora —tanto aumentos tributarios como mecanismos en el sistema fiscal— representan un esfuerzo estructural suficiente, el más difícil en términos cuantitativos pero no de bienestar.

En concreto, Bruselas aseguró el martes que el presupuesto español de 2017 "cumple en líneas generales" con los requisitos pero también que existe la posibilidad de rebasar dos décimas el objetivo de déficit, lo que supondría un ajuste de algo más de 2.100 millones. De hecho la reducción del déficit público tiene que continuar en los próximos ejercicios hasta bajar del 3% en 2018 para salir del procedimiento de déficit excesivo, lo que dará "mayores márgenes de maniobra en nuestra política nacional".

El responsable de la cartera de Hacienda ha recordado que el principal objetivo de la legislatura es "continuar con el crecimiento económico y la creación de empleo" hasta "dar por vencida la crisis", que ha conllevado "cotas de desigualdad e incluso a cotas de desvertebración territorial". Ha señalado también la necesidad de "compartir la responsabilidad" con otros grupos políticos para el cumplimiento del déficit público y lograr el crecimiento económico, como ya se ha visto con el techo de gasto o la Conferencia de Presidentes.

El principal objetivo de la legislatura es continuar con el crecimiento económico y la creación de empleo

Y ha destacado que se necesitan "unos Presupuestos Generales del Estado para 2017" y que estos tienen que presentarse "en plazo", ya que si estos se demoran en exceso "el mensaje que estaríamos enviando en términos de estabilidad política sería cuanto menos confuso y contradictorio". Además, en el caso de "una hacienda vertebrada" como la española, la falta de presupuestos perjudica a la financiación autonómica y local. Para que esto sea posible, ha continuado, es necesario el acuerdo con otros grupos políticos y para ello se ha comprometido a poner todo de su parte "para que ese entendimiento sea posible y podamos concretarlo".