Susana Díaz ha sufrido un tropezón en Andalucía justo en el peor momento. El Estudio General de Opinión Pública (Egopa) de la Universidad de Granada reveló este miércoles, con la carrera hacia las primarias a la Secretaría General ya lanzada y con Patxi López como precandidato oficial, que el PSOE andaluz ha perdido 3,5 puntos de apoyo en el último año (del 32,1% al 28,6% del voto estimado).

La valoración de la presidenta de la Junta ha caído otros 0,68 puntos (del 5,20 al 4,52) en este período, lo que deja a Susana Díaz por detrás del presidente regional y portavoz de Ciudadanos en el Parlamento, Juan Marín (4,68), y del coordinador de Izquierda Unida en Andalucía, Antonio Maíllo (4,67).

Además, la valoración de su acción de gobierno empeora más de 10 puntos respecto al sondeo realizado el pasado invierno, de forma que el porcentaje de encuestados que califica su gestión como "mala o muy mala" pasa del 42,1% al 52,2%.

En conjunto, y si hoy se celebrasen elecciones autonómicas, los socialistas perderían casi siete puntos de voto respecto a los comicios celebrados en marzo de 2015, donde obtuvieron el 35,4% de los apoyos.

No se presentará aún

Susana Díaz no tiene intención de presentar de forma inmediata su candidatura a la Secretaría General del PSOE, según explican fuentes de su equipo, a pesar de que el exlehendakari Patxi López se adelantó a ella y a Pedro Sánchez el pasado domingo, cuando se ofreció como una alternativa de "unidad".

Díaz esperará a la convocatoria oficial de primarias, en el mes de abrilDíaz considera que los casi cinco meses que quedan hasta las primarias del mes de mayo convierten la discusión sobre el liderazgo del partido en una "carrera de fondo" en la que no es necesario someterse a desgaste tan pronto.

El momento oportuno para lanzar su proyecto, estiman, se producirá cuando se acerque -o una vez que se haya producido- el Comité Federal que convocará oficialmente las primarias, en el mes de abril. Los militantes ratificarán al nuevo secretario general, a su equipo y el renovado proyecto socialista en el Congreso Federal que tendrá lugar los días 17 y 18 de junio.

Sánchez, por su parte, mantiene silencio sobre su candidatura tras el movimiento realizado por Patxi López, que formó parte de su Ejecutiva y al que le une una buena relación. Por el momento, ha comunicado a su entorno que se ve "con fuerzas y con ganas" para enfrentarse tanto a López como a Díaz, como publicó 20minutos.