Odyssey Explorer
La Guardia Civil, en la cubierta del Odyssey Explorer (EFE). A. Carrasco Ragel / EFE

El buque cazatesoros 'Odyssey' abandonó el puerto de Algeciras después de que el capitán del barco, Sterling Vorus, se presentara ante el juez, y una vez finalizado el registro del barco por parte de las autoridades españolas, han dicho a Efe fuentes cercanas a la investigación.

El capitán del cazatesoros fue detenido el pasado martes por negarse a que los agentes registraran el navío, ya que aseguraba que debía estar presente alguna autoridad de Las Bahamas, país de la bandera del buque.

El capitán aseguró que para el registro debía estar presente una autoridad de Las Bahamas.

Ante esta negativa, el capitán fue conducido a la Comandancia de Algeciras, donde permaneció hasta el miércoles por la mañana, cuando, tras ser interrogado por la Guardia Civil, fue puesto en libertad por un juez de la localidad, que le impuso la obligación de personarse cada quince días ante la autoridad judicial.

El barco lleva tres días en el puerto de Algeciras al haber sido apresado en aguas españolas por la Guardia Civil a su partida de Gibraltar, ya que pesaba sobre él una orden de captura para averiguar si ha cometido un delito de expolio contra el patrimonio español.

El Gobierno está a la espera de que la empresa Odyssey presente el próximo día 22 en el Juzgado de Tampa (Florida) la información requerida por España referente a la identificación, localización y carga del pecio.

Las sospechas del Ejecutivo español sobre un posible expolio se suscitaron cuando la compañía norteamericana anunció el pasado 18 de mayo el descubrimiento de un tesoro de monedas de oro y plata en un pecio de época medieval, valorado en más de 500 millones de dólares, sin revelar la nacionalidad y localización del buque.

Sobre el barco pesa una orden de un juzgado español que investiga si la empresa expolió patrimonio de España.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALGECIRAS