Botellón
Jóvenes en un botellón en la calle. HOSPITAL RUBER JUAN BRAVO

El diario ABC ha publicado lo que podría ser una novedad en la nueva ley antibotellón: el uso de alcoholímetros con menores para intentar evitar el consumo de alcohol por parte de estos ante las últimas noticias de muertes y comas etílicos en distintas zonas de españa protagonizadas por menores de entre 12 y 14 años.

La nueva ley nacional unificaría las diversas normativas autonómicas y locales que regulan el acceso de menores de edad al alcohol e incluye como novedad controles de alcoholemia y cursos familiares con los padres para sensibilizar sobre los efectos nocivos del alcohol.

Según ABC, se está estudiando incorporar en la ley un artículo en el que se autorice a la Policía Local a utilizar alcoholímetros si creen que un menor está bebiendo en un sitio público. Si da positivo en consumo de alcohol en el control de alcoholemia, la policía llamaría a sus padres o tutores legales para contárselo y les llegaría un aviso para ir con su hijo a un curso sobre efectos del alcohol en menores, parecido a los que tienen que seguir los conductores que han perdido los puntos del carné.

Esta idea no es nueva, ya que la Junta de Extremadura planteó el pasado octubre usar alcoholímetros con menores en la calle y castigar a aquellos adultos que les consiguieran las bebidas alcohólicas.

Asimismo, nueva ley antibotellón prohibiría por primera vez beber a los menores en la vía pública en toda España, algo que ya se hace en Madrid desde 2002 y también en otras ciudades. También podría restringir la publicidad tanto directa como indirecta de este tipo de bebidas en los medios de comunicación y redes sociales.