Los hechos fueron descubiertos por componentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de San Clemente, que detuvieron un vehículo, tipo pick-up, en el paraje

'Camino La Navarra', dentro del término municipal de Gabaldón.

Tras identificar a los cuatro ocupantes, los agentes observaron que en la caja trasera del vehículo se transportaban los cadáveres de un jabalí y un corzo, presentando el primero heridas de arma blanca y el segundo un disparo en el costado. En este espacio también se transportaban dos perros de raza potencialmente peligrosa, sin que ninguno de ellos dispusiera de licencia para la tenencia de este tipo de animales.

Ante tales hechos, los agentes del SEPRONA registraron el automóvil, encontrando en su interior un rifle, provisto de visor y munición del mismo calibre que el arma, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

La Guardia Civil decomisó del arma y depositó en poder de estas personas las dos piezas de caza, al estar prohibidas tanto la caza del corzo en esa fecha como la caza del jabalí en mano en ese coto de caza en cualquier tiempo, debiendo ser cazada esta última especie en montería autorizada.

Los agentes del SEPRONA pusieron en conocimiento de las autoridades competentes estas infracciones descubiertas en materia de caza y las relacionadas con la tenencia de animales potencialmente peligrosos, en este último caso por carecer de la correspondiente licencia para poseerlos, además de no portar microchip ni haber sido vacunados.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.