El 'nuevo' Toro de la Vega de Tordesillas: insultos, golpes, detenidos con lanzas, sentadas...

Enfrentamientos entre partidarios y detractores, antes del inicio del Toro de la Peña 2016, en Tordesillas (Valladolid).
Enfrentamientos entre partidarios y detractores, antes del inicio del Toro de la Peña 2016, en Tordesillas (Valladolid).
GTRESONLINE
Con un cruce de insultos y de golpes entre animalistas y protaurinos han arrancado este martes los prolegómenos del Toro de la Peña en Tordesillas. Este festejo se celebra por primera vez en la localidad vallisoletana en sustitución del Toro de la Vega, tras prohibir la Junta de Castilla y León la muerte de animales en público en festejos populares.

Con un cruce de insultos y de golpes entre animalistas y protaurinos han arrancado este martes los prolegómenos del Toro de la Peña en Tordesillas. Este festejo se ha celebrado por primera vez en la localidad vallisoletana en sustitución del Toro de la Vega, tras prohibir la Junta de Castilla y León la muerte de animales en público en festejos populares.

Pasadas las 9.00 horas, una decena de activistas contrarios al torneo ha cruzado insultos con aficionados y vecinos del pueblo que estaban a la salida del puente, cogiendo sitio y esperando para ver el festejo.

Los dos grupos se han increpado y se han pegado, ante lo que han tenido que intervenir el jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, el coronel Juan Miguel Recio, y el subdelegado del Gobierno en esta provincia, Luis Antonio Gómez. Ambos han mediado y el subdelegado ha resultado zarandeado.

El incidente se ha cerrado sin detenidos, aunque ha habido identificados y dos animalistas han resultado heridos, según fuentes sanitarias.

Defensores del torneo han llegado a lanzar una bolsa con ratones vivos a los animalistas, uno de cuyos portavoces ha sostenido ante los medios de comunicación que son pacíficos y que su presencia en Tordesillas era para defender la vida del animal y no para "montar gresca ni provocar".

Manifestación bajo el lema "Tordesillas no se rinde"

Estos incidentes se han producido antes de la manifestación en favor del Toro de la Vega. Sus defensores han recorrido las calles del municipio tras una pancarta en la que se podía leer "Tordesillas no se rinde" y al grito de lemas como "tradición, libertad" o "así, así, ni un paso atrás, este decreto lo vamos a tumbar", en referencia a la normativa aprobada por el Gobierno regional.

El Ayuntamiento presentó hace unas semanas ante el Tribunal Constitucional un recurso contra el decreto-ley aprobado en mayo por la Junta de Castilla y León. El alcalde, José Antonio González Poncela, aseguró que responde "a un conflicto de competencias" por entender que esa normativa atenta contra las funciones municipales.

Uno de los principales defensores de estos festejos, el torero y presidente del observatorio francés de las culturas taurinas, André Viard, ha sostenido que la lucha de Tordesillas es una lucha por "la libertad de un pueblo y una batalla contra los totalitarismos". Viard ha calificado de "tiranos y totalitarios" a los animalistas y a los políticos "faltos de talento" que "juegan con los sentimientos y la tradición de los pueblos" en busca de "rédito político".

La manifestación ha finalizado con la lectura de un manifiesto. Plataforma ciudadana en defensa del Toro de la Vega ha defendido una celebración que se "lleva dentro" y que no les podrán quitar nunca y ha criticado a los medios de comunicación, los partidos políticos y a los totalitarios que "se hacen llamar animalistas". Este colectivo ha denunciado duramente la actuación de la Junta y de los políticos por entender que "han realizado un decretazo sin contar" con ellos y sin respetar la tradición de uno de los pueblos "más arraigados de la Comunidad".

Postura contraria han mantenido sus detractores, entre ellos el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, para quien se trata de "maltrato animal".

Arrestado con una lanza

El festejo ha sido sustituido este año por un encierro tradicional. Pelado, un morlaco negro bragado de cinco años y 670 kilos de la ganadería Jaralta procedente de Marqués de Domecq, ha sido soltado sobre las 11.15 horas.

Así ha comenzado un encierro que ha conducido al astado hasta La Vega, con la particularidad de que por primera vez no ha podido ser abatido en este último escenario por lanceros a caballo y a pie en pugna por darle muerte antes de que abandonase los límites del pinar.

Mientras tenía lugar el festejo, los antitaurinos han hecho una sentada, vigilados por la Guardia Civil, que antes de comenzar el Toro de la Peña ha detenido a un hombre que portaba una lanza, algo que está prohibido después de aprobarse el decreto-ley autonómico.

El encierro ha finalizado sobre las 12.3o horas con el toro siendo conducido hasta los corrales. Los vecinos han regresado hacia el centro de Tordesillas y los animalistas han abandonado la localidad escoltados por agentes.

Pelado ha sido sacrificado en un campo a las afueras de la localidad al terminar el encierro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento