Tordesillas sustituye el Toro de la Vega por el Toro de la Peña sin lidia ni muerte

  • Por primera vez este año no habrá lidia ni fuera ni dentro de la plaza de toros.
  • Tampoco se celebrará la subasta de arrastre que se realizaba el 15 de agosto donde las peñas pujaban por arrastrar a los toros y así poder estar en las barreras.
  • Otra novedad de este año es el tramo de campo que recorrerá el morlaco acompañado por los caballistas que se dejó de realizar los últimos años.
El torneo del Toro de La Vega del año 2015.
El torneo del Toro de La Vega del año 2015.
El refugio / EUROPA PRESS

El desencierro del denominado Toro de la Peña sustituirá al Toro de la Vega en las fiestas de la Virgen de la Peña en Tordesillas (Valladolid) y por primera vez este año no habrá lidia ni fuera ni dentro de la plaza de toros, según han pactado los grupos municipales en la Comisión de Toros del Ayuntamiento esta misma semana, lo que se dará la conocer el próximo 15 de agosto en el tradicional acto de las portadas.

El concejal de Festejos, Francisco Javier Campos, ha explicado que el Toro de la Peña pastará en los corrales del Prado de Zapardiel, junto a la desembocadura de este río en el Duero, hasta la noche del 12 de septiembre, víspera de la celebración del festejo. Así, este año sobre las 23.00 horas de la noche del lunes 12 de septiembre se soltará al Toro de la Peña desde el prado, acompañado por caballistas que lo guiarán hasta el puente del municipio junto a los cabestros y hasta la plaza de toros.

Al día siguiente, el martes 13 de septiembre por la mañana, el morlaco protagonizará un 'toro de cajón' que recorrerá las calles de la localidad desde San Antolín hasta el puente donde permanecerá el morlaco hasta su desencierro de nuevo por la dehesa, según la información de El Norte de Castilla.

La novedad, explica el rotativo, es el tramo de campo, que aunque antiguamente sí se hacía, se dejó de realizar los últimos años porque si no el toro llegaba muy cansado para el gran día del Toro de la Vega. También este año, la comisión ha decidido sustituir las corridas de toros (novilladas) y los rejones (a caballo) por festejos populares donde no habrá lidia de toros.

El Toro de la Peña, a excepción de su lidia y muerte, es una reproducción fidedigna del Toro de la Vega, incluida su denominación y celebración vinculada al calendario litúrgico: el primer martes después del 8 de septiembre, día éste en que la Iglesia Católica exalta la Natividad de la Virgen, en el caso de Tordesillas la Virgen de la Peña, patrona de su villa y tierra.

Al suprimir dichos festejos, tampoco se celebrará la tradicional subasta de arrastre que se realizaba el 15 de agosto donde las peñas pujaban por arrastrar a los toros y así poder estar en las barreras. Este año, por primera vez, se subastará la figura de los areneros que se encargarán de mantener lisa la arena de la plaza.

De hecho, se pretende, que este año Tordesillas se convierta en una "una gran fiesta popular", algo que no ha gustado a la afición taurina, que no entiende que se eliminen las corridas de toros. El antiguo torneo, documentado en el Archivo de Tordesillas y en los libros de fábrica de la iglesia de San Pedro Apóstol, fue estudiado en 1985 por el antropólogo e hispanista británico Julián Pitt-Rivers (1919-2001), quien vinculó el origen de este festejo a ritos de purificación.

Declarado de Interés Turístico en 1980, la Junta de Castilla y León lo protegió como espectáculo taurino tradicional en 1999 y en 2002 lo reforzó con el marchamo de Interés Turístico Regional.

Quince años más tarde, en los que la presión contra el torneo ha cobrado un inusitado protagonismo social dentro y fuera de España, la Junta de Castilla y León decidió el pasado 19 de mayo, mediante un decreto refrendado días después por las Cortes regionales, prohibir la muerte en público de reses en espectáculos taurinos tradicionales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento