El Juzgado de lo Social número 5 de Vigo ha desestimado la demanda interpuesta por una trabajadora del Ayuntamiento de O Porriño (Pontevedra), contra la alcaldesa de esta localidad, la socialista Eva García de la Torre, y contra el propio Ayuntamiento, a los que denunció por supuesta vulneración de

su derecho a la intimidad.

Los hechos se remontan a enero de este año, cuando la alcaldesa requirió a esta trabajadora (asistenta social que, además, es presidenta del comité de personal) que le entregase un disco duro en el que la funcionaria había copiado datos del ordenador de su departamento. La regidora entregó ese disco duro externo a la Guardia Civil.

La trabajadora interpuso una denuncia por considerar que se había vulnerado uno de sus derechos fundamentales, el derecho a la intimidad, y a la privacidad de sus comunicaciones.

El juez considera que, si bien estaría justificado que la funcionaria copiase la información a ese soporte (debido a los problemas del sistema informático del Ayuntamiento y para que no se perdiese la documentación), la alcaldesa de O Porriño no vulneró su derecho a la intimidad al requisarle el disco duro que, por otra parte, era propiedad municipal.

NI "EXCESIVA" NI "DESPROPORCIONADA"

En la sentencia, el magistrado señala que en ese disco duro no había "datos íntimos o sensibles" de la demandante, y que la alcaldesa actuó en el ejercicio de sus funciones, puesto que la copia de datos no fue autorizada por ella, y sin emplear "ningún tipo de violencia física, verbal o espiritual".

"No se antoja excesiva ni desproporcionada la reacción de la alcaldesa, como representante del Ayuntamiento, de vigilar, en defensa del interés general o público, el adecuado destino de esas copias", reza la resolución judicial.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.