Pedro Sánchez en Albacete
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a su llegada a una asamblea abierta ante unos 300 militantes y simpatizantes de Albacete. EFE / Manu

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha abogado este viernes en Albacete por imponer un "recargo extraordinario a las grandes fortunas" que garantice el sostenimiento del pago de las pensiones.

Sánchez se ha pronunciado así en una asamblea abierta, ante unos 300 militantes y simpatizantes en Albacete, en la que ha centrado gran parte de su intervención en el sistema de pensiones y ha acusado al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, de "pulirse en estos cuatro años la hucha de las pensiones".

El líder del PSOE ha insistido en que hay que garantizar las pensiones y que "esto solo puede hacerlo un Gobierno del cambio con el Partido Socialista".

Y, ha advertido que si Rajoy sigue como presidente del Gobierno tras las elecciones del 26 de junio en "tres años se habrá acabado la hucha de las pensiones".

Tenemos la obligación de recuperar los derechos que nos han robadoSánchez, que ha reiterado que el único cambio de Gobierno posible "es con el Partido Socialista", ha pedido a los ciudadanos que digan "sí al cambio" el 26-J para "decir sí a un país donde trabajar signifique poder llegar a final de mes y saber que estás pagando la pensión de tus padres con la confianza de que tus hijos pagarán la tuya".

Ha añadido que esa es la "cadena de solidaridad" que "necesita el país" y que "garantiza" el PSOE. "Tenemos la obligación de recuperar los derechos que nos han robado", ha incidido Sánchez, quien que ha detallado que "queremos reconstruir el Pacto de Toledo para garantizar las pensiones de hoy y las de mañana".

Sánchez ha defendido que "el cambio que proponemos trasciende a lo que significa cambiar a Mariano Rajoy por otro presidente" y ha acusado a los 'populares' de "haber utilizado la crisis para desmantelar el Estado de Bienestar".

"La España de 1978 no es la de 2016"

En su intervención, también ha recordado que si su partido llega al poder derogará la reforma laboral, paralizará la Lomce para "construir un nuevo pacto educativo" y reformará la Constitución Española porque "la España de 1978 no es de la de 2016".

De igual forma, ha propuesto "un acuerdo social, político e institucional para luchar contra la violencia de género", además de otro "gran acuerdo para luchar contra la corrupción" y también se ha comprometido, si gobierna tras el 26-J, a que España acoja "a los 18.000 refugiados" que le corresponden.

El líder del PSOE ha pedido a los ciudadanos que el 26-J den su apoyo al PSOE porque "es la única garantía del cambio" y ha recordado su "valentía" al responder al encargo del jefe del Estado, el Rey Felipe VI, para formar Gobierno. "Puse en marcha el reloj de la democracia y la pena es que otros frenaron el reloj del cambio", ha concluido.