McCann
Los McCann, a su llegada ayer a Reino Unido (Reuters / Rui Vieira) REUTERS/Rui Vieira

Los padres de Madeleine, la niña británica desaparecida en el Algarve portugués el pasado 3 de mayo, no utilizarán para su defensa judicial el fondo creado con donaciones de particulares para ayudar a encontrar a la pequeña.

Así lo informó este miércoles el portavoz de la familia, David Hughes, quien explicó que, después de ser declarados sospechosos por la Policía lusa, Gerry y Kate McCann "han decidido que no recurrirán a esos fondos para su apoyo legal".

El denominado "Fondo Madeleine" cuenta con unos 1,4 millones de euros
"La opinión de Gerry y Kate es que, si utilizan el dinero del fondo,
es posible que al 90% de la gente que hizo donaciones no le importe. Pero si al 10% le molesta, (entonces) no quieren decepcionarles", señaló el portavoz, a la vez que puntualizó que el matrimonio desea evitar cualquier controversia.

El denominado "Fondo Madeleine" cuenta con unos 1,4 millones de euros y los seis directores que lo controlan tenían previsto reunirse pronto para decidir si el dinero podía ser utilizado en caso de que los McCann sean acusados de la desaparición de la pequeña.

No trabajan desde mayo

El diario británico The Daily Telegraph señaló este miércoles que si los McCann querían recurrir al fondo para hacer frente a los gastos legales de su defensa, la medida podía enfurecer a muchas personas que hicieron aportes con el objetivo exclusivo de ayudar a buscar a la niña.

Se estima que los McCann, ambos médicos, ganan 120.000 libras (unos 178.000 euros) brutas al año, pero no han vuelto al trabajo desde mayo. El matrimonio británico, que ha manifestado su indignación por las sugerencias de la prensa de que mataron accidentalmente a la niña y ocultaron el cadáver, regresó el pasado domingo a su país tras dejar la casa que había alquilado en el Algarve.