Presos
Una imagen de archivo de un preso en su celda. ARCHIVO

La asociación de familiares y amigos de los presos de ETA Etxerat anunció este miércoles que cinco presos vascos han iniciado una huelga de hambre indefinida en la prisión de Fresnes, al sur de París, en solidaridad con la también retenida allí Itziar Moreno, que el lunes fue enviada a una celda de aislamiento.

La huelga de hambre, según indicó la asociación en un comunicado, proseguirá hasta que su situación "se regularice".

La nota explica que el aislamiento de Moreno tiene su origen en las protestas organizadas por las presas de Fresnes para reclamar una mejora de las condiciones de vida en prisión, que incluyeron un bloqueo del patio durante diez minutos, durante el cual se negaron a volver a las celdas.

Las presas, según Etxerat, enviaron también una carta a la dirección del centro penitenciario, firmado por cuarenta reclusas, en las que solicitaban mejoras de higiene o mayor respeto para las prisioneras embarazadas.

La asociación destacó que Moreno fue acusada de ser la "principal instigadora de las protestas" y denunció que su aislamiento "podría alargarse indefinidamente".