Calles franquistas
Placa identificativa de la plaza Arriba España de Madrid.  Zipi / EFE

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este miércoles la creación del comisionado de la memoria histórica con la abstención del PP, que había solicitado aplazar la votación al señalar que no hay un informe de asesoría jurídica que respalde esta propuesta.

Ahora Madrid, PSOE-M y Ciudadanos han votado a favor de la creación del comisionado, que estará dirigido por la histórica socialista Paca Sauquillo y constará de seis vocalías, cuatro de ellas al menos propuestas por los grupos municipales.

Enfrentamiento

Todavía hoy hay algunos que se empeñan en negar, en relativizar los crímenes del franquismo En el debate ha habido un rifirrafe protagonizado por el concejal del PP Pedro Corral y el de Ahora Madrid Mauricio Valiente, que ha manifestado que "todavía hoy hay algunos que se empeñan en negar, en relativizar los crímenes del franquismo".

"Cuando Maestre asaltaba capillas, Mayer daba patadas en la puerta a propiedades ajenas, yo estaba excavando fosas de la Guerra Civil, este señor que según usted niega y revisa", le ha respondido el edil del PP.

Corral ha comentado que no sabe qué tiene que ver "el negacionismo y revisionismo con pedir que un expediente en este Ayuntamiento sea impecable".

"No hay un informe de asesoría jurídica y el riesgo es que la comisión de la que todos vamos a formar parte y de la que queremos formar parte esté colgada del limbo", ha añadido.

El PP ha pedido aplazar la discusión

Por eso, su grupo se ha remitido al artículo 65.3 del reglamento orgánico del Pleno para pedir aplazar la discusión sobre la creación del comisionado de la memoria histórica para la siguiente sesión, una cuestión que ha sido rechazada con los votos en contra del resto de grupos municipales.

Al inicio del debate, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha subrayado que la intención del Gobierno municipal es que en la comisión estén incluidas "todas las sintonías y sensibilidades" representadas por los cuatro partidos con representación en el Pleno.

Polémicas

Desde que el Pleno aprobó el cambio de nombre de unas treinta calles franquistas el pasado mes de diciembre, las polémicas no han cesado. La primera en el propio Pleno en el que se aprobó, cuando Esperanza Aguirre argumentó que la calle del Comandante Zorrilla se le había dado por ser “el primer aviador español que rompió la barrera del sonido” y no por su participación como piloto en la Guerra Civil y en la Segunda Guerra Mundial como argumentaba Celia Mayer, concejal de Cultura y encargada de la aplicación de la ley de la Memoria Histórica.

En febrero se publicó un listado provisional de calles que uno de los miembros del equipo de la Cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense de Madrid propondría para ser cambiadas. Entre los nombres que avivaron la polémica se encontraban Dalí o Manuel Machado. Mirta Núñez, directora de esta Cátedra, decía que Manuela Carmena se había precipitado al criticarles y que renunciaban a ayudar al Ayuntamiento de Madrid.

El problema con esta Cátedra y la retirada (y después reposición) por orden de Mayer de tres esculturas sin el permiso administrativo necesario convencieron a Carmena de que lo más adecuado era retirar las competencias de la aplicación de la ley de la Memoria Histórica. Así pues, la alcaldesa le retiró estas competencias y, desde ese momento, se buscó crear un comisionado que estuviera coordinado por la Alcaldía y que rindiera cuentas e informara a los grupos municipales a través de la Presidencia del Pleno, dependiente de Mauricio Valiente.

Consulta aquí más noticias de Madrid.