Francisco Camps
El expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps, a su llegada a la Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP). EFE

El expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps ha asegurado este ante el tribunal que juzga el caso Nóos que dio "el impuso político" para que los Juegos Europeos fueran una realidad en la Comunidad Valenciana y para la "puesta en marcha" de los trámites por parte de la administración.

En su declaración como testigo ante el tribunal de la Audiencia de Palma, Camps ha explicado que su entonces vicepresidente Víctor Campos le informó antes del verano de 2005 de la posibilidad de que la Comunidad organizara esos juegos, una propuesta que le había planteado un instituto detrás del cual estaba Iñaki Urdangarin.

Tras saberlo, Camps hizo una consulta sobre esos posibles juegos al Comité Olímpico Español y al saber que "eran una intención del olimpismo europeo desde hacía mucho tiempo", lo propuso al Parlamento valenciano en el debate de política general de septiembre.

Camps ha dicho que supo desde antes del verano que detrás del proyecto estaba el Instituto Nóos y que Urdangarin formaba parte de él "pero lo importante no es el Instituto ni el señor Urdangarin, lo importante son los Juegos Europeos", ha puntualizado.

El Instituto Nóos firmó un convenio de colaboración por 6 millones con la Generalitat Valenciana y la Sociedad Estratégica para la Promoción Turística de Valencia para organizar la candidatura para los Juegos Europeos.

De esa subvención para los Juegos Europeos, que nunca se celebraron en Valencia, la Generalitat abonó a Nóos 382.000 euros y rechazó facturas por casi 2 millones de euros.

El juicio del caso Nóos alcanza este viernes su trigesimotercera jornada en la que están citados ocho testigos, entre ellos el expresidente Camps y el exdiputado valenciano de Esquerra Unida Jesús Ignacio Blanco.