Un padre y su hija, en el carrito
Un padre y su hija, en el carrito JORGE PARÍS

Un grupo de hombres ha interpuesto este martes en los juzgados una demanda contra la Seguridad Social para exigir un permiso de paternidad individual e intransferible de 16 semanas de duración y remunerado al 100%. Son papás que quieren compartir, de igual a igual, la responsabilidad y el cuidado de sus hijos, algo que en España, con la normativa actual, hacen menos del 2% de los progenitores, según la última estadística oficial sobre los hombres que asumen alguna de las diez semanas de permiso de maternidad transferibles por ley.

En España, las madres trabajadoras tienen derecho a un permiso de maternidad remunerado de 112 días de duración (16 semanas). El permiso de los padres está fijado en 15 días. Además, la madre puede ceder al padre alguna de las diez últimas semanas de su permiso, renunciando ella. En 2015, 5.208 hombres compartieron parte de la baja de maternidad, en un año con 278.389 natalidades. Este 1,87% de los padres es un porcentaje prácticamente idéntico al de 2014, cuando fueron 4.912 hombres (un 1,78%) los que compartieron esta baja en alguna de las 281.151 natalidades de ese año.

En el caso de los permisos específicos de paternidad —dos semanas que se pueden tomar a lo largo de la baja maternal o inmediatamente después— el 85,8% de los padres los solicitaron el año pasado. Eso quiere decir que el 14,2% renunció a esos 15 días.

Rubén Errasti (43 años) fue padre por segunda vez hace cuatro meses. Este martes ha sido uno de los tres hombres que ha acudido a los juzgados de lo social a presentar la demanda contra la Seguridad Social, a la que se unirán en breve siete padres más. El grupo reclama "un permiso de paternidad de 16 semanas, como derecho individual e intransferible", asesorado por la Plataforma por los Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción.

Errasti explica a 20minutos que él sí se cogió el permiso de paternidad de 15 días, pero no compartió con la madre la baja de maternidad. Argumenta que las primeras semanas de vida de un niño "la necesidad de su madre es física" y que "no quería interrumpir la lactancia materna". En su opinión,para potenciar la corresponsabilidad familiar la ley debería obligar a los padres a coger dos semanas "en el nacimiento" y el resto inmediatamente "después de las semanas reservadas a la madre". Él considera que un permiso de 16 semanas intransferibles para cada progenitor servirá para reducir la discriminación laboral que sufren las mujeres tras la maternidad.

En su propio entorno laboral, Errasti trabaja para una empresa de telecomunicaciones, percibe "reticencias" de los trabajadores a solicitar permisos de paternidad. "Está mal visto que los hombres dejen de trabajar para ir a cuidar de un hijo. Si eres un hombre y haces eso, se piensa que la empresa va a crer que eres un vago". En su opinión, "si los permisos fueran iguales por ley todo el mundo lo asumiría y lo vería normal", explica.

La portavoz de la plataforma PPiiNA, Ángeles Briñón, ha explicado en la presentación de la demanda contra la Seguridad Social que ésta se fundamenta en "el derecho de paternidad como un derecho individual de las personas por haber cotizado a la seguridad social".

La plataforma que representa, que lleva diez años reivindicando que los permisos de los padres son la única manera para que "la corresponsabilidad sea una realidad" y los hombres se impliquen en los cuidados desde el primer momento del nacimiento, acabando con la discriminación laboral de la mujer, ha explicado que su reivindicación lleva "cuatro años bloqueada en el Congreso" de los Diputados.

"Por ese motivo los padres se han visto obligados a ir contra la Seguridad Social, porque necesitan el derecho a cuidar de sus bebés y no pueden esperar sentados mientras el Congreso sigue retrasando sine-die la equiparación de su permiso con el de maternidad", han añadido sus portavoces.

Sobre la postura que los partidos políticos defienden en relación a estos permisos de paternidad igualitarios, la plataforma lamenta que el PP no la contemple en su programa. Tampoco ven con buenos ojos la propuesta que han pactado PSOE y Ciudadanos, que amplía los permisos, pero sigue dejando varias semanas transferibles "y por experiencia sabemos que siempre recaen en la madre". Sin embargo, aplauden que formaciones como Podemos e IU recojan tal cual la propuesta de la plataforma, de la que dicen "es la única que permite, y potencia, que los padres se ocupen de sus criaturas el mismo tiempo que las madres, y que ninguna persona tenga que ver mermados sus ingresos".