El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha negado este martes que la eliminación de las cabras del islote de es Vedrà haya representado una "amenaza" y ha asegurado que se ha tratado de "una medida de gestión de conservación".

Durante el pleno del Parlament, el conseller ha asegurado que la decisión fue avalada por diferentes entidades y profesionales y ha preguntado al PP si "quieren una reserva o un corral de cabras" porque antes había "un corral donde se morían las cabras de sed y de hambre".

(

Habrá ampliación)