Hombre de confianza de Jaume Matas cuando éste era presidente y amigo de Iñaki Urdangarin hasta 2007, José Luis 'Pepote' Ballester ha cargado contra ambos en la primera jornada de declaraciones del juicio del caso Nóos, en la que el interrogatorio del exalto cargo del PP y medallista olímpico se ha prolongado durante más de cuatro horas.

Su comparecencia ha abierto así la ronda de declaraciones que se extenderán durante las próximas tres semanas, hasta el 26 de febrero, y lo ha hecho descargando en el exministro las instrucciones para adjudicar 'a dedo' al Instituto Nóos presidido por Iñaki Urdangarin dos foros de turismo y deporte que, organizados en Palma en 2005 y 2006, acabaron costando 2,3 millones de euros a las arcas públicas.

Matas daba las "directrices" para "vestir el santo" y manipular las actas de la Fundación Illesport

A preguntas del fiscal Pedro Horrach, el director general de Deportes del Govern en la última legislatura de Matas (2003-2007) ha subrayado que era el exmandatario autonómico quien daba las "directrices" para "vestir el santo" y manipular las actas de la Fundación Illesport, uno de los órganos que contrató con el Instituto Nóos bajo el mandato del expresidente del PP.

De hecho, ha aseverado que la junta de patronos del Illesport se reunió una sola vez, "al principio de todo", señalando que las actas de la fundación las firmaba y redactaba su gerente Gonzalo Bernal, también procesado en esta causa. El acusado ha recordado además que fue Matas quien le propuso para el cargo tras emplazarle la secretaria de aquél a una reunión en el Consolat.

"Nos conocíamos desde 1996, cuando gané la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta. Siendo ya ministro mantuvimos el contacto", ha relatado.

El procesado ha ratificado tajante además que estuvo presente en un encuentro en el Palacio de Marivent, llevado a cabo en septiembre de 2003, en el que Urdangarin y Matas definieron su colaboración de cara a la puesta en marcha de futuros proyectos entre el Ejecutivo balear y el Instituto Nóos.

En cuanto a su relación con el exduque de Palma, ha recordado que le conoció en 1985 y fue posteriormente cuando Urdangarin le trasladó la posibilidad de que el Govern patrocinase el equipo ciclista Illes Balears-Banesto, además de poner en marcha una oficina para el seguimiento del mismo.

Más en concreto, Urdangarin, para quien la Fiscalía reclama 19 años y medio de cárcel, propuso que el Govern contratase a la mercantil Nóos Consultoría Estratégica -una de las empresas que conformaban el entramado a través del cual tanto Urdangarin como su exsocio Diego Torres se habrían apoderado de los más de seis millones de euros- para llevar a cabo las tareas encomendadas a la oficina del proyecto ciclista.

No se discutían las cosas que el presidente decía

"No hay más cera que la que arde"

"No hay más cera que la que arde", ha llegado a expresarse el exdirector general al aseverar que en ningún momento nadie del Ejecutivo autonómico discutió el pago de 1,2 millones de euros a favor de Nóos por la celebración de la primera edición del Illes Balears Forum. A ésta siguió una segunda por 1,1 millones.

Durante su declaración, Ballester, medalla de oro de vela en los Juegos Olímpicos de 1996, ha manifestado que, en ese momento -en 2005, año en que se celebró el primer foro-, "nadie se planteó" si había que negociar el expediente y, además, "no se discutían las cosas que el presidente decía", en alusión a Matas.

Es más, ha apuntado que cuando trasladó al expresidente que Urdangarin le reclamaba 400.000 euros en deudas por la organización de los dos foros aquél eludió el asunto y le respondió: "No me líes. Lo único que me interesa es ganar las elecciones del próximo domingo".

Los hechos tuvieron lugar antes y durante el mes de mayo de 2007, cuando estaban a punto de celebrarse las elecciones autonómicas de ese año. Tal y como ha relatado Ballester, Urdangarin comenzó a exigirle el pago de los fondos que quedaban pendientes en relación a la organización de la segunda edición del evento y que, según el exregatista, no habían sido abonados debido a que Nóos no había realizado todos los servicios comprometidos.

No me líes. Lo único que me interesa es ganar las elecciones del próximo domingo

Durante la jornada, al igual que sucederá durante las próximas semanas, en el banquillo de los acusados también se ha sentado la Infanta Cristina, quien será la última en declarar de los 17 acusados que están siendo juzgados. Su semblante ha sido tranquilo y más relajado que durante la primera jornada del juicio, el pasado 11 de enero.

Es más, durante la mañana se le ha visto hablar en varias ocasiones con su compañero en el banquillo Salvador Trinxet, abogado que habría ayudado a urdir una red de evasión fiscal a nivel internacional de los fondos obtenidos de forma irregular a través del Instituto Nóos.

Miguel Tejeiro, primer absuelto del 'caso Nóos'

Al inicio de la segunda jornada del 'caso Nóos', Manos Limpias ha retirado la acusación que pesaba sobre el exsecretario del Instituto Nóos, Miguel Tejeiro, por "estrategia procesal" y el tribunal encargado de juzar el caso ha acordado su absolución. Manos Limpias, única parte que dirigía acciones penales contra él, reclamaba once años de cárcel para Tejeiro por tráfico de influencias, prevaricación, falsedad, fraude, estafa y blanqueo de capitales.

Una vez la acusación popular ha retirado los cargos, Miguel Tejeiro queda fuera del banquillo y comparecerá en su momento como testigo, a partir del 8 de marzo, cuando comiencen las declaraciones de los casi 400 testigos admitidos por el tribunal.

En el escrito de defensa que presentó en el marco de esta causa, Tejeiro señalaba que en ningún momento tuvo poder de decisión alguno en Nóos como tampoco tuvo participación societaria ni formó parte de los órganos de administración del conjunto de mercantiles propiedad de Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres. La letrada que representa al sindicato en el juicio, Virginia López Negrete, ha explicado que su cambio de criterio responde a "motivos de estrategia procesal" que ha pedido no "desvelar" hasta que se pongan de manifiesto durante la vista.

Con la absolución de Tejeiro, son 17 los procesados que quedan. Junto a la infanta Cristina y Iñaki Urdangarin, los otros quince encausados son Diego Torres, Jaume Matas, Ana María Tejeiro, Marco Antonio Tejeiro, Salvador Trinxet, José Luis 'Pepote' Ballester, Gonzalo Bernal, Juan Carlos Alía, Miguel Ángel Bonet, Alfonso Grau, Luis Lobón, José Manuel Aguilar, Jorge Vela, Elisa Maldonado y Mercedes Coghen.

Urdangarin y la infanta Cristina, juntos en el banquillo

La infanta Cristina sigue acusada por Manos Limpias como cooperadora necesaria en dos presuntos delitos fiscales cometidos por su marido al defraudar en sus declaraciones de IRPF de 2007 y 2008, después de que el tribunal desestimara la cuestión previa planteada por su defensa. Manos Limpias pide para ella una condena de 8 años de prisión y multa de 2 millones de euros.

Urdangarin se enfrenta a una petición de condena de 19 años y 6 meses de cárcel por la Fiscalía Anticorrupción y de 26 años y 6 meses por parte de Manos Limpias. También lo acusan la Abogacía de la comunidad autónoma de Baleares, que pide 8 años de condena; la Abogacía del Estado que solicita que cumpla 3 años y 6 meses, y los socialistas del Ayuntamiento de Valencia que reclaman una condena de 11 años para el marido de la infanta.