El PSOE plantea renegociar el déficit con Bruselas y dejar para 2017 la reforma constitucional

  • El PSOE hace público el documento con las propuestas que enviará a los partidos con lo que intenta negociar para formar Gobierno.
  • En él ofrece y exige "negociación, diálogo y generosidad" para llegar a acuerdos.
  • Propone derogar la reforma laboral y reducir a tres los tipos de contratos.
  • Plantean negociar con Bruselas ampliar el plazo para cumplir el objetivo de déficit y se fija el 1% en 2019.
  • Propone iniciar en 2017 la redacción de la reforma constitucional sin profundizar en el contenido.
  • PDF: Consulta el documento íntegro.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez
EFE/JuanJo Martín
El secretario general del PSOE y candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avisado este lunes al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de que el PSOE ya ha decidido intentar gobernar, así que ahora le toca a la formación morada elegir si quiere acompañarle o no. "Estamos en un tiempo nuevo donde la palabra tiene que sustituir a los vetos, y por tanto, yo tiendo la mano a Iglesias para que empecemos a hablar sobre políticas".

Derogar la reforma laboral del PP y paralizar la Ley de Educación (Lomce), impulsar un amplio conjunto de medidas sociales como el ingreso mínimo vital, elaborar una ley de muerte digna, renegociar el déficit, revisar la ley electoral... Esas son algunas de las medidas que el PSOE ha incluido en el documento que este mismo lunes ha hecho llegar a los partidos con los que quiere negociar un pacto de gobierno.

En el texto, de 53 páginas y titulado Un programa para un gobierno progresista y reformista, los socialistas ofrecen y exigen "a todos los partidos"  "negociación, diálogo y generosidad" para poder llegar a acuerdos. El documento, basado en su programa electoral y con concesiones a uno y otro lado, es la base sobre la que el PSOE va a empezar a negociar desde este mismo lunes con Ciudadanos, IU, Compromís y PNV. También lo va a enviar a Podemos, pese a su negativa al diálogo si los socialistas siguen hablando con C's ( No lo mandará ni a PP ni a los independentistas catalanes).

El texto se divide en siete ejes: economía, empleo, educación, desigualdad social, regeneración democrática y lucha contra la corrupción, política exterior y reforma de la Constitución. En el primero, centrado en un cambio de la política económica y en la creación de empleo, propone derogar la reforma laboral del PP y reducir a tres los tipos de contratos, frente al tipo único que plantea Ciudadanos.

Apuestan por garantizar la estabilidad presupuestaria, pero también por negociar con la UE los plazos sobre cumplimiento de déficit público, con el fin de que en 2019 sea del 1%. Asimismo. los socialistas recuerdan en el texto que esa "flexibilización" se ha acordado ya para otros países como Francia, Alemania e Italia. No obstante, en el documento no se habla de la revisión del artículo 135 de la Constitución, que habla del límite de gasto de las administraciones, como en su día anunció el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

En materia fiscal, los socialistas proponen crear una comisión de expertos que estudie una reforma integral de la tributación de la riqueza, con el fin de que sus conclusiones se incorporen a los presupuestos generales del Estado del próximo año. En este sentido, mantienen su idea de fijar un mínimo común para los impuestos de sucesiones y patrimonio, crear un impuesto verde y establecer una tributación mínima en sociedades del 15%. Plantean además acabar con las amnistías fiscales, impulsar una nueva estrategia de lucha contra el fraude y aprobar una auditoría del gasto público.

Respecto a la transición energética y la lucha contra el cambio climático que promueve, el PSOE aboga en el texto por prohibir el fracking y garantizar el cierre progresivo de las centrales nucleares al cumplir su vida útil, 40 años.

En cuanto a la desigualdad, el PSOE plantea un plan de emergencia social que incluya la aprobación del ingreso mínimo vital para familias con menos recursos, así como subir el salario mínimo interprofesional y medidas contra el sobreendeudamiento y los desahucios. También aboga por aprobar una Ley de lucha contra la pobreza energética, recuperar la universalidad del sistema de salud público y reflotar la Ley de Dependencia. Un apartado este, el social, muy en la línea de Podemos.

En el ámbito de la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción, el partido de Pedro Sánchez apuesta por reformar el sistema electoral, una propuesta que también defienden Ciudadanos, Podemos e IU, así como endurecer el régimen de incompatibilidades para evitar las puertas giratorias, elaborar una nueva Ley de Partidos y endurecer el delito de financiación ilegal de partidos políticos. También plantea un pacto contra la violencia de género, impulsar la Ley de Memoria Histórica y aprobar la Ley de libertad religiosa y de conciencia.

Sin detalles sobre Cataluña

Además de paralizar la Lomce, en materia educativa el PSOE ofrece un pacto por la enseñanza que incluya la puesta en marcha del Mir educativo, así como recuperar el Ministerio de Cultura y rebajar el IVA cultural al 10%. En cuanto a la Ley de Seguridad Ciudadana (conocida como Ley mordaza), que apostaba por derogar al completo, el PSOE defiende ahora revisar solo algunos apartados. Sí pide derogar, y de forma inmediata, la prisión permanente revisable.

Respecto a la reforma de la Constitución, los socialistas plantean abrir de inmediato una subcomisión parlamentaria que delimite el campo de actuación, pero dejan para 2017 el inicio de la redacción del nuevo proyecto. No detallan, en cambio, lo que proponen para Cataluña y se limitan a subrayar la necesidad de "revisar el Título VIII y los preceptos conexos" y "desarrollar el concepto de Estado federal" "siquiera mínimamente". Posteriormente, fuentes socialistas han explicado que la introducción de esa expresión, "siquiera mínimamente" es un error ya corregido en la siguiente versión del documento.

En política exterior, el PSOE subraya que apoyará la coalición internacional contra el Estado Islámico, después de que el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, alertara la pasada semana de que un gobierno de los socialistas con Podemos podría salirse de la alianza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento