Las Secciones Sindicales de CCOO, UGT y USO en Saint-Gobain Isover Ibérica han convocado a los trabajadores a secundar 32 jornadas de paros entre los meses de julio y septiembre para tratar de desbloquear la negociación del convenio colectivo. Las dos primeras jornadas de paro serán el jueves y viernes de esta misma semana, días 2 y 3 de julio. Los paros serán de cuatro horas de duración en cada turno de trabajo.

Según ha informado en nota de prensa CCOO, tras su separación de Saint-Gobain Cristalería, Saint-Gobain Isover Ibérica emprendió la negociación del convenio colectivo para sus dos centenares de trabajadores, de los que unos 180 conforman la plantilla del centro de producción radicado en Azuqueca de Henares y otros 25 más están repartidos en las delegaciones comerciales de la empresa en toda España.

Pero CCOO ha denunciado que la negociación se ha bloqueado por la pretensión de la empresa de congelar los salarios para el 2015 y ligar los posibles incrementos salariales de los años 2016 y 2017 a la evolución de la rentabilidad del negocio.

"Además, la Empresa intenta que el Convenio la permita subcontratar trabajos sin ningún límite, a lo que los sindicatos se han negado por la fuerte implicación que ello conllevaría en el número de puestos de trabajo y la precarización de las condiciones laborales", han explicado.

"Para las Secciones Sindicales es intolerable que la Dirección de la empresa no reconozca los esfuerzos realizados por los trabajadores durante los años de crisis", ha denunciado el delegado sindical de CCOO en SG-Isover Ibérica, Ramón de la Cruz.

De la Cruz ha recordado que en este período se han llegado a acuerdos en expedientes de extinción de empleo para adecuar las plantillas a la caída del mercado y se han realizado ajustes de regulación temporal para "mitigar la falta de actividad lo que ha permitido que el centro no presente resultados negativos durante los años más duros".

"Ahora que llega el momento de la recuperación y la empresa empieza a ver crecer paulatinamente tanto los beneficios como el nivel de actividad, pretenden continuar reduciendo los costes salariales, argumentando que el negocio no alcanza la rentabilidad esperada", ha denunciado.

Por ello, los tres sindicatos han trasladado al conjunto de la plantilla su parecer sobre el momento por el que pasa la empresa actualmente y la asamblea de trabajadores ha dado su respaldo a la convocatoria de los paros.

Tanto CCOO, como UGT y USO dicen esperar "la máxima participación" en los paros en defensa del mantenimiento del poder adquisitivo, el mantenimiento de las condiciones de empleo y la regulación de la flexibilidad en unas condiciones aceptables que permitan mantener la conciliación de la vida laboral y familiar.