Melilla
Imagen de archivo del puerto de Melilla. EP

Un menor extranjero no acompañado ha sido hallado sin vida en los acantilados del puerto de Melilla, presuntamente al caer desde las rocas donde se esconden decenas de ellos esperando la oportunidad de colarse en los barcos que unen la Ciudad Autónoma con Málaga, Almería y Motril (Granada) para ir de polizones.

Las primeras estimaciones apuntan a un adolescente menor de 18 años con rasgos magrebíes

Según han informado fuentes policiales, un ciudadano ha advertido esta tarde a las fuerzas de seguridad de la posible presencia del cuerpo sin vida de una persona entre las rocas, momento en el que se formó un dispositivo que comprobó la veracidad de la comunicación.

La Guardia Civil se ha hecho cargo del caso y, una vez que el médico forense certificó el fallecimiento de esta persona y el juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver, el cuerpo fue trasladado al depósito legal situado en el Cementerio de la Purísima Concepción, donde está previsto que se le practique una autopsia para conocer las causas del fallecimiento.

La identidad y edad del menor no ha trascendido pero las primeras estimaciones apuntan a un adolescente menor de 18 años con rasgos magrebíes, ya sea marroquí o argelino, inmigrantes que se suelen esconder entre las rocas durante días, intentando introducirse en los barcos que unen Melilla como Andalucía, para acceder ilegalmente a la Península.

La Asociación Pro Derecho de la Infancia (Prodein), a través de las redes sociales, ha señalado que este fallecimiento "era cuestión de tiempo" y ha criticado veladamente a las autoridades que no permiten el traslado de estos menores a la Península por encontrarse en situación irregular en Melilla: "Ya ha muerto un niño: Felicidades a todos", ha indicado la entidad que preside José Palazón.

Consulta aquí más noticias de Melilla.