Becarios de comercio interior de la Junta de Andalucía, todos ellos con titulación universitaria, han lamentado no sólo "la falta de información" por parte de la Consejería de Turismo y Comercio, al no haberles comunicado aún oficialmente si seguirán en sus puestos, pese a que la fecha prevista para la finalización de su actual prórroga es junio, sino sobre todo el hecho de no haber recibido todavía nada de la asignación que les corresponde; de hecho, llevan cinco meses sin cobrar.

La orden que regula estas becas-contratos establece que al inicio de la prórroga se les tenía que haber pagado el 75 por ciento de la asignación y el 25 por ciento restante al entregar un proyecto de investigación. Así se lo han trasladado este grupo de expertos en comercio interior a la presidenta en funciones de la Junta, Susana Díaz; al responsable de Turismo y Comercio, Luciano Alonso, y a otros representantes de este último departamento, a través de un escrito al que ha tenido acceso Europa Press en el que les piden información oficial sobre su no renovación y acerca de los trámites llevados a cabo.

En total, se trata de 15 personas que desde junio de 2013 desarrollan su labor investigadora, práctica y formativa en las delegaciones territoriales de Comercio de la Junta de Andalucía, los Servicios Centrales de la Dirección General de Comercio y en empresas públicas como Turismo Andaluz.

Estas becas para la formación de expertos en comercio interior llevan desarrollándose durante más de una década, con una duración de tres años. El acceso responde a méritos curriculares, por lo que el perfil medio de los beneficiarios son titulados superiores, con másteres, muchos de ellos doctores y, por lo general, con dobles titulaciones; además de la experiencia profesional en empresas del sector privado y estrechamente relacionadas con el tema comercial.

Según han subrayado los afectados, históricamente, todas las convocatorias han cumplido los tres años de duración y, aunque la Junta no tiene obligación de renovarles, han tachado de "paradójico" que en diciembre de 2014 se incorporasen otros 24 becarios con un contrato de un año, los cuales, además, están al día en los pagos. Ante esto, se han preguntado si "es congruente y lógico convocar 24 nuevas plazas si no se podía garantizar la continuidad de las 15 existentes".

Sin cobrar

Sobre el pago de lo adeudado, han precisado que el inicio de la segunda prórroga se produjo el pasado 16 de diciembre, pero no el pago del 75 por ciento de la asignación que les corresponde y, "a fecha de hoy, no hemos recibido nada, con el agravante de que desde el 16 de abril estamos en disposición de recibir el 25 por ciento restante, puesto que, en tiempo y forma, se han entregado las memorias mensuales y los proyectos de investigación, requisitos indispensables para ese cobro".

"No es fácil para nadie la situación de estar sin recibir su salario, por así llamarlo, y sobre todo cuando muchos de nosotros estamos fuera de nuestra ciudad de origen y tenemos que hacer frente, entre otros, a gastos de alquiler y desplazamiento", han manifestado, lamentando la situación a la que han llegado, teniendo en cuenta que "la Administración debería mostrar un cumplimiento modélico de las obligaciones con sus trabajadores".

Han advertido, asimismo, de que "los trabajos encomendados, dadas las sucesivas prórrogas de la beca, se han ido adaptando a las mismas y el proyecto principal estaba programado para ser realizado en un horizonte temporal mayor, por lo que aún faltarían partes por entregar y, muy a nuestro pesar, de finalizar el 16 de junio de 2015, quedaría inconcluso".

Tras un primer contrato de un año de duración, estas 15 personas han ido encadenando dos prórrogas de seis meses cada una; la última de las cuales finalizará en junio. Sin embargo, a fecha de hoy todavía no han recibido ninguna comunicación oficial acerca de una hipotética renovación que se estaba gestionando por parte de la Dirección General de Comercio. En suma, "no se ha tenido la más mínima consideración con nuestra situación particular, ya no como becarios, sino como personas".

De acuerdo a las últimas noticias obtenidas "de manera extraoficial", los fondos europeos contemplados en el anterior marco no podían prorrogarse más tiempo, por lo que la Junta iba a intentar autofinanciar al cien por cien la siguiente prórroga, según ha expuesto este grupo de becarios en el citado escrito.

Falta de una firma ante la ausencia de gobierno

Al parecer, la cuestión económica parecía estar solucionada, pero "a principios de mayo las informaciones apuntadas desde Sevilla hacían mención a dos nuevos escollos: primero, la ausencia de un Gobierno andaluz estable estaba impidiendo la agilidad en la toma de decisiones, es decir, la firma de una nueva prórroga".

Y, en segundo lugar, "nadie de la Consejería de Turismo y Comercio reparó con tiempo suficiente en que la orden que regula esta contratación no parece estar adaptada para que el pago se realice con fondos propios". De todos modos, han precisado que tampoco han podido tener acceso oficial a ninguna de estas informaciones ni tampoco a un supuesto informe de Intervención que incide en estos aspectos.

En suma, "pareciendo ser que existía disponibilidad económica, nuestra continuidad se va a ver truncada por una falta de sujeción de la orden", criticando, en consecuencia, "la falta de planificación de la Junta, de modo que hubiera modificado esta cuestión hace unos meses".

Preguntan en el escrito a Díaz, a Alonso y al resto de miembros de la Dirección General de Comercio si realmente no hay ninguna fórmula, por ejemplo, una suspensión temporal de las becas hasta ser solventado todo lo que en estos momentos no es posible por falta de tiempo.

Una situación que no entienden, sobre todo cuando "la Junta ha venido mostrando en todo momento su apuesta por las becas de formación de expertos en comercio interior", como lo demuestra la incorporación en diciembre de 2014 de esas 24 nuevas becas.

Han hecho hincapié, al respecto, en que "hasta ahora hemos pensado que si había fondos para la incorporación de 24 nuevos becarios hasta diciembre de 2015, bajo el mismo marco regulatorio, nuestra continuidad podía ser una realidad". Sin embargo, parece que no será así, responsabilizando de ello al Ejecutivo andaluz por "falta de planificación".

Consulta aquí más noticias de Málaga.