Restos del avión estrellado
Miembros de los equipos de rescate recuperan partes del avión de Germanwings que se estrelló en Seyne-les-Alps (Francia). Claude Paris / EFE

La Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA) de Francia, que investiga el siniestro del Airbus A320, dijo este martes que prestará especial atención a "los motivos que han llevado a la instalación de sistemas de bloqueo de las puertas de las cabinas y a los procedimientos para entrar y salir de ellas".

Según indicó el organismo en un comunicado, está centrado en describir con precisión el desarrollo de ese vuelo de Germanwings y en analizar los fallos que pueden llevar a ese tipo de incidentes.

El BEA da prioridad también, añade la nota, al análisis de los criterios y procedimientos que "puedan detectar determinados perfiles psicológicos".

Esa institución, referencia mundial en la investigación de siniestros aeronáuticos, añadió que se ha volcado igualmente en describir "con precisión", desde un punto de vista técnico, el desarrollo de ese vuelo, que cubría la ruta entre Barcelona y Düsseldorf.

Ese trabajo, según su nota, se basará en el análisis detallado de la grabación de voz de la caja negra que contiene las grabaciones en cabina, y en el procesamiento de los parámetros de vuelo que pueda haber disponibles.

El A320 de la filial de bajo coste del grupo Lufthansa se estrelló en los Alpes franceses el pasado 24 de marzo, después de que el copiloto dirigiera el aparato de forma presuntamente deliberada contra la montaña.

Una semana de intensa búsqueda no ha permitido de momento hallar la segunda caja negra, la que registra los parámetros técnicos durante las últimas 25 horas de trayecto, y con la que los investigadores confían en obtener información que contribuya a esclarecer los hechos.