Princess Kurt, 1995
'Princesa Kurt', un homenaje a Kurt Cobain de Elizabeth Peyton (1965) © Elizabeth Peyton. Courtesy the artist and Gladstone Gallery, New York and Brussels

¿Qué pasó en la última década del siglo XX? ¿Podría usted citar a vuela pluma a algún artista plástico de aquel momento? ¿Trajeron los tiempos del grunge —palabra que connota con el término callejero grungy, sucio o de mala calidad)— similar furioso revuelo en la música que en la pintura, la escultura, la fotografía, el vídeo y las demás formas de expresión plástica? Aunque ha transcurrido ya un cuarto de siglo desde 1990, las preguntas aún no se han planteado con seriedad ni insistencia.

Tomando como lema el título de una de las canciones más adoradas de Nirvana, el grupo del gran héroe pop de la época, Kurt Cobain, la exposición Come As You Are: Arts of the 1990s (Ven como eres: artes en los noventa) propone una primera reflexión sobre la producción artística en los años de la globalización, la explosión de lo digital y la proliferación de ferias y bienales en cada esquina del globo. Con 65 obras de 45 artistas —de diversas procedencias natales pero todos establecidos en los EE UU, patria del grunge—, la muestra se celebra en el Monclair Art Museum de Nueva Jersey entre el 8 de febrero y el 17 de mayo.

Desazón generacional

Los años finales del siglo XX estuvieron marcados por la desazón generacional y las frustraciones acumuladas. También, sin embargo, por la ampliación de los horizontes artísticos gracias al desarrollo imparable de las tecnologías audiovisuales, los softwares de creación virtual y la consolidación de un mercado sin fronteras aparentes, apuntalado a partir de la caída del Muro de Berlín y el consiguiente final de la guerra entre bloques.

Las preocupaciones de los años 90 todavía están en juego Desde este marco de partida, la exposición del museo, uno de los pocos dedicados a arte estadounidense en exclusiva, pivota en torno a tres grandes temas: la idea de identidad, la revolución digital y la globalización. Las cuestiones que preocupaban a los artistas de los años noventa "todavía están en juego" en forma de "preocupaciones sociales y políticas" y sobre "el lugar al que nos está llevando la tecnología", dice la comisaria de la muestra, Alexandra Schwartz.

Sentido de urgencia

La canción de Nirvana de 1992 puede considerarse como "un himno para la década" y, con su sentido de urgencia ("ven como eres, como eras, como yo quiero que seas, la elección es tuya, no te retrases", dice la letra), puede aplicarse a la forma en que los artistas presentes intentaron ocupar un lugar en la escena del arte debatiendo cuestiones pendientes: el género, la sexualidad, la raza y la clase social, que en los EE UU habían sido olvidadas durante la década de los años ochenta, dominada por el personalismo.

Entre las piezas que se exhiben —pinturas, esculturas, multimedia, vídeos, fotografía...—  destacan Department of Marine Animal Identification of the City of San Francisco (Chinatown Division), una instalación de 1998 de Mark Dion (1961) con la forma de un laboratorio. La obra, con mobiliario, muestras de peces capturados en la bahía de San Francisco y analíticas sobre los ejemplares nunca había sido montada físicamente hasta ahora y demuestra cómo la preocupación por el medio ambiente y la forma en que se aplican los conocimientos y avances científicos son asuntos de interés creciente entre los artistas de la época.

Una figura humana fabricada con caramelo que los visitantes pueden lamer Félix González-Torres (Cuba, 1957 - EE UU, 1996) presenta Untitled (Portrait of Dad), de 1991, una enorme figura con el peso medio de un adulto fabricada de caramelo. El artista, militante en pro de los derechos de los homosexuales, invita a los visitantes a arrancar un pedazo de la obra o lamerla para que se vaya consumiendo a medida que pasa el tiempo. En Bindi Girl (1999) Prema Murthy (1969) se basa en los primeros años de la universalización de Internet para criticar los estereotipos sobre las chicas asiáticas que circulan por la red. 

Pionera del vídeo digital

Otros artistas presentes en la exposición colectiva son Kara Walker (1969), dedicada a explorar la negritud desde una perspectiva contemporánea, la pionera del vídeo digital Diana Tather (1962) y la etíope Julia Mehretu (1970), interesada en la abstracción digital.

Come As You Are: Arts of the 1990s, que se completa con debates, sesiones de lectura y proyecciones de cine de la época, iniciará a partir de junio una gira por museos de arte de universidades de los EE UU.