Isabel Rodríguez, afectada por los recortes de Muface
Isabel Rodríguez no ha podido iniciar un tratamiento de quimioterapia cuando debía, por los recortes de Muface. G. C.

La contención del gasto impuesta por el Ministerio de Hacienda a la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface) ha propiciado que las aseguradoras privadas con las que tiene concierto recorten los servicios asistenciales a disposición de su millón y medio de mutualistas —un millón de funcionarios más medio millón de familiares—, según ha denunciado el sindicato CSI-F.

Muface firmó a mediados de diciembre un nuevo convenio para el año 2015 con Asisa, Adeslas, DKV e Igualatorio de Cantabria. El Ministerio anunció el incremento de un 0,9% en la prima. Un incremento que los sindicatos tachan de insuficiente para cubrir el incremento del IVA sanitario y que supone en realidad "una congelación" de la  prima que ha llevado a las aseguradoras a suspender el concierto para sus asociados en las especialidades punteras de oncología y radioterapia, cardiología, neurología o digestivo.

Sin oncología

Los mutualistas de Muface han visto reducido el cuadro médico y los servicios sanitarios hasta ahora a su disposición en nueve hospitales de referencia de Madrid y Barcelona. En concreto, en los hospitales del grupo HM (Montepríncipe, Valle de Suchil, Torrelodones, Sanchinarro y Puerta del Sur)  y en los del grupo Quirón (Pozuelo, San Camilo y San José, en Madrid, y la clínica Quirón de Barcelona).

Llevo 38 años cotizando a Muface y no he tenido ni un ingreso grave. No le he costado nada y la única vez que los necesito, me hacen pagar Muchos asociados se han dado de bruces con el rechazo de sus hospitales de referencia en los primeros días de enero y sin previo aviso. Es el caso de Isabel Rodríguez, profesora jubilada, que estaba siendo atendida en el Hospital de Sanchinarro (Madrid) por un tumor de mama. El 29 de diciembre le dieron su primera cita para recibir quimioterapia el 5 de enero, pero ese día su oncólogo le comunicó que no podía ser tratada porque la póliza de Muface ya no le cubría ese tratamiento.

"Después de dos meses de una batería de pruebas complicadas, llegas a tu hospital con una situación de gran estrés moral y físico y te dicen que tienes que buscarte otro centro médico", denuncia Rodríguez. Ese día, la paciente acudió a reclamar a las sedes de Muface y de Asisa. De esta última sede, Rodríguez salió habiendo adquirido una nueva póliza adicional, a razón de 70 euros al mes, que le permitía seguir el tratamiento en su hospital de Sanchinarro. "Llevo 38 años cotizando a Muface y no he tenido ni un ingreso grave. No le he costado nada y la única vez que los necesito, me hacen pagar", se lamenta.

El convenio de 2015 entre Muface y las aseguradoras estipula que los pacientes oncológicos en tratamiento tienen derecho a continuar "al menos un año" siendo atendidos, pero el sindicato CSI-F reconoce que existe una duda legal sobre lo que se entiende como un tratamiento iniciado.

Las aseguradoras han redactado sendos comunicados informando a los mutualistas de Muface de la reducción de servicios sanitarios desde enero de 2015. En los hospitales de la empresa Quirón, por ejemplo, las únicas especialidades que continúan concertadas son Hematología, Pediatría, Ginecología y Obstetricia. En HM Hospitales han descartado, entre otras, la oncología para adultos.

Comparecencia

Eliseo Romero, del sindicato CSI-F, asegura que las entidades médicas llevan varios meses avisando a Hacienda de que no podían mantener la calidad de la asistencia sanitaria con la "infrafinanciación que reciben", mientras se suceden las dudas sobre la situación financiera de Muface, a pesar de que Hacienda insista en que la mutualidad está al día en pagos y se mantiene sin déficit.

Por su parte, el Grupo Socialista en el Congreso tiene pedida la comparecencia del ministro Cristóbal Montoro, para que dé cuenta del recorte de prestaciones sanitarias "que sufrirán a partir de 2015 los funcionarios cuya cobertura médica corre a cargo de Muface".
 
La portavoz de Administraciones Públicas, Susana Sumelzo, ha exigido al Gobierno "que garantice la calidad de la asistencia sanitaria de más de 1,5 millones de personas que se ven afectadas por los recortes introducidos en el concierto suscrito por el Ministerio de Hacienda y las entidades de seguro para la prestación sanitaria en la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface)".