Se destina menos dinero público a la jubilación

  • España tiene 9,24 millones de pensionistas y en 2052 serán casi 6 millones más. Al tiempo, decrece el número de cotizantes a la Seguridad Social y en 2015 las defunciones superarán a los nacimientos.
  • 1,8 cotizantes por pensionista tiene España en este momento, por debajo de lo que se considera un nivel óptimo.
  • Especial Planes de pensiones.
España tiene 9,24 millones de pensionistas y en 2052 serán casi 6 millones más
España tiene 9,24 millones de pensionistas y en 2052 serán casi 6 millones más
GTRES

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó a finales de octubre una serie de proyecciones de cara a los próximos años que reflejan con toda claridad el futuro que le depara al sistema público de pensiones.

Según el organismo dependiente del Gobierno, en 2015 habrá más defunciones que nacimientos, un hecho que se acentuará a partir de 2040. Además, la Ley de la Reforma de las Pensiones recoge que para 2052 habrá unos 15 millones de pensionistas, frente a los algo más de 9 millones que existen en  la actualidad. Este incremento no se verá compensado en la misma proporción por más cotizantes a la Seguridad Social; en 2029, un 25% de la población española tendrá más de 65 años. Todos estos datos llevan a una misma conclusión: la esperanza de vida se alarga, con lo cual, aumenta el número de potenciales jubilados, y, sin embargo, cada vez hay menos nacimientos; es decir, cada vez habrá menos personas para contribuir a la Seguridad Social.

El aumento de la esperanza de vida y la disminución del número de nacimientos es un fenómeno que está ocurriendo en la mayoría de los países europeos, que están acometiendo igualmente reformas en sus sistemas de pensiones. En la mayoría, la edad de jubilación se ha establecido entre los 65 y 67 años, aunque hay países como Finlandia e Irlanda que la prolongarán hasta los 68 años. Los años de cotización necesarios para obtener la pensión completa se sitúan por encima de los 40; en España se instala en los 35 años y medio hasta 2019 y a partir de ahí aumentará hasta llegar a los 37 años en 2027. Está previsto que el gasto medio en pensiones en la UE alcance el 11,5% del PIB en 2020 frente al 10,4% de 2010.

"El sistema público de pensiones tal como está planteado no es sostenible, ya que se basa en el reparto [los trabaja dores en activo financian las prestaciones que perciben los pensionistas]. La gente vive más tiempo y cada vez hay menos aportaciones, menos recursos", asegura Carlos Herrera, economista y experto en pensiones de la Asociación Europea de Asesores Financieros (EFPA). "Hasta ahora, el sistema de sustitución [prestación por jubilación] con el Estado ha ido muy bien, pero  las revalorizaciones ya son más bajas y las prestaciones tienden a caer", añade el experto.
<p>Radiografía  del empleo y las pensiones de España</p>
En España, a finales de los años setenta había unos cuatro trabajadores por cada pensionista. Antes de la crisis, en 2007, la proporción era de 2,7. De acuerdo con los últimos datos publicados por el Gobierno en octubre, esta ratio sería de 1,8 -excluyendo a los parados-, cifra que está por debajo de lo que los especialistas consideran una relación sostenible para el sistema, que establece un mínimo de dos cotizantes por cada pensionista.

La delicada situación del sistema, ya patente desde hace años, se ha intentado frenar con dos reformas llevadas a cabo por los gobiernos del PSOE y del PP. Los cambios son importantes: la edad de la jubilación se ha incrementado a los 67 años; el cómputo de años pasa a ser de 25; la actualización anual de las pensiones se vincula a la evolución de la economía y al número de cotizantes y, a partir de 2019, las nuevas prestaciones tendrán en cuenta la sostenibilidad del propio sistema en función de la esperanza de vida.

La consultora Tower Watson acaba de publicar  un informe en el que calcula que el futuro pensionista podría pasar de cobrar el 90% de su último sueldo, como ocurría antes de las dos reformas, a cobrar el 61%.

Para dar idea de la importancia del asunto, la firma pone un ejemplo: si un trabajador que ahora tenga 45 años se jubilase a los 65 años tras haber cotizado 35 años y con un salario anual de 32.000 euros, recibirá una pensión equivalente al 61,6% de su última remuneración. En 2011, antes de que el PP incluyera nuevos cambios, hubiera recibido el 70%. Aún así, la tasa sigue estando por encima de la media de la OCDE, que es del 40%, según Inverco.

Récord mensual

En España, la pensión media, donde se incluyen todas las categorías, es de 874,35 euros. El Estado se gastó en el pasado mes 8.078 millones de euros en pagar las pensiones contributivas, cifra récord. El coste mensual casi se ha duplicado en 10 años, cuando entonces el importe de la nómina de las pensiones pagadas por la Seguridad Social de forma mensual era de 4.598,2 millones. En 2014, el gasto acumulado alcanza ya los 80.000 millones de euros.

Las previsiones del Gobierno para el cierre de 2014 es mantener el coste sobre el 10,7% del PIB; en 2010 alcanzaba el 14%.

La Seguridad Social presentaba al concluir octubre un déficit de 3.119 millones (equivalente al 0,29% del PIB) aunque el Estado justifica este desajuste a través de un cambio en el periodo de transferencias que recibe  el sistema.

La seguridad social le dirá lo que cobrará

Muchas dudas han surgido entre los trabajadores sobre su futura pensión tras las últimas reformas. El Gobierno, consciente de la situación, ha decidido informar directamente y de manera individualizada a los que serán los próximos jubilados.

Será mediante carta, y estaba previsto que el envío por parte de la Seguridad Social comenzara antes de finales de 2014 para aquellos trabajadores con más de 50 años. Ángel Martínez Aldama, director del Observatorio Inverco, comenta que "se está a la espera de la publicación de un real decreto para que comiencen las comunicaciones". A su entender, esto podría materializarse este mismo año o en los primeros meses de 2015. Inicialmente estaba programado extender la comunicación a los cotizantes por encima de los 40 años.

Pero si no quiere esperar a su carta, existen otras fórmulas para conseguir información sobre futuras prestaciones. La propia Seguridad Social dispone en su web de una aplicación: Tu Seguridad Social. También, la mayoría de los bancos y aseguradoras que comercializan planes ofrecen simuladores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento