Rajoy habla del 9-N: "Me opondré a toda reforma constitucional que liquide la soberanía nacional"

  • El presidente del Gobierno cree que su posición ha sido "sensata" y defiende su no intervención durante la consulta, porque habría generado más "tensión".
  • Rajoy ha rechazado hablar de las consecuencias jurídicas del 9-N; asegura no saber nada de la querella de la Fiscalía y dice que él no ha dado instrucciones.
  • El 9-N fue un "simulacro", asegura, "el referéndum no se ha celebrado"; Rajoy rechaza un diálogo con Mas "sobre la unidad de España" y pide "lealtad".
  • La vicepresidenta ha defendido la postura del Ejecutivo en el Senado.
  • Artur Mas ha mandado una carta a Rajoy con las demandas independentistas.
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, durante su comparecencia hoy en el Palacio de la Moncloa para hacer una declaración tras la celebración del 9N en Cataluña.
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, durante su comparecencia hoy en el Palacio de la Moncloa para hacer una declaración tras la celebración del 9N en Cataluña.
EFE/PACO CAMPOS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este miércoles que "dos de cada tres catalanes no han hecho caso" a Artur Mas y que, tal y como él mismo avanzó en su día, "el referéndum no se ha celebrado", en referencia a la consulta del 9-N.

El jefe del Ejecutivo ha tardado tres días en comparecer –admitiendo preguntas de la prensa— después de que tuviera lugar en Cataluña lo que él ha llamado "simulacro" y ha descartado realizar una valoración sobre las consecuencias jurídicas del 9-N, entrando solo en el terreno político.

Tampoco ha querido pronunciarse sobre la querella que estaría ultimando la Fiscalía de Cataluña, asegurando que "no sabe" contra quién va a actuar, que él no ha dado instrucciones a nadie y también que desconoce qué dijo Alicia Sánchez Camacho sobre este tema. La líder del PP catalán afirmó el martes que la querella estaba "prácticamente ultimada" y que "tiene bases muy sólidas".

Lo que ocurrió el domingo, ha aseverado Rajoy, ha sido un "fracaso del proyecto independentista". Ha dicho varias veces que la consulta fue "ilegal" y se organizó incumpliendo "las resoluciones del Tribunal Constitucional", asegurando que se opondrá a "cualquier reforma constitucional que liquide la soberanía nacional". Aunque ha apuntado, no obstante, que "quien apueste por la reforma constitucional tiene derecho a plantearla pero debe contar qué quiere hacer, con qué consenso cuenta y su fin".

Sobre el diálogo que le ha pedido el president Artur Mas, el jefe del Ejecutivo ha dicho que siempre ha estado abierto a él, siempre que implique "lealtad", pero ha lanzado una advertencia: "Que nadie aspire a sacar una ventaja política de un acto que ha sido ilegal". "España es la casa de todos", ha dicho, rechazando que vaya a haber próximamente cambios en el Gobierno o en el Partido Popular.

Sobre la postura no intervencionista del Gobierno respecto a la celebración del 9-N, Rajoy ha explicado que ha sido "una actitud sensata", con "equilibrio y mesura", porque "ha defendido la legalidad". En cuanto a la posibilidad de que se hubiera producido una retirada de las urnas, ha dicho que medidas como esa solo habrían contribuido a generar más "tensión". Por otro lado, Rajoy no le parece "lo más razonable" que Mas convoque elecciones plebiscitarias.

Ha asegurado que no quiere "una Cataluña dividida en sí misma y donde unos impongan a otros la obligación de renunciar a lo que es suyo" y ha agregado que España "es un país que pertenece a todos" y que todos deben conservar y cuidar. El presidente ha llegado a decir que no va a "dialogar sobre la unidad de España" y que "en Cataluña hay muchísimos más catalanes que independentistas".

Un día después que la vicepresidenta

Rajoy aparece un día después de que la vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría, defendiera en el Senado la postura del Ejecutivo. "Dos de cada tres catalanes, les han ignorado", le dijo al portavoz de CiU, Josep Lluís Cleries.

Esta es la primera declaración pública de Rajoy después del proceso del pasado domingo en Cataluña tras el que Mas le ha enviado una carta pidiéndole un diálogo que desemboque en la celebración de lo que ha denominado una "consulta definitiva".

El Gobierno ya ha respondido a esa petición por boca de la vicepresidenta, quien ha asegurado en el Senado que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, no va a contar en ningún momento con los votos del PP para lograr la secesión de Cataluña.

La comparecencia de Rajoy llega también después de que trascendiera que la Fiscalía Superior de Cataluña se querellará contra el presidente de la Generalitat y la vicepresidenta del gobierno catalán, Joana Ortega, por supuestas responsabilidades penales en el proceso participativo del 9-N, según han informado fuentes jurídicas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento