La banca española, a excepción de Liberbank, ha superado los test de estrés a los que el BCE y la Autoridad Bancaria Europea ha sometido a la banca europea. La ratio de capital de todas estas entidades españolas (salvo Liberbank) ha superado los umbrales establecidos en los test realizados "con un margen de holgura considerable", según el Banco de España.

El Banco de España ha cifrado en 32 millones el coste para España del examen de solvencia En el caso de Liberbank, ha suspendido en la revisión de activos —el BCE ha detectado un déficit de capital de 32 millones a 31 de diciembre de 2013— pero ya ha captado fondos para cubrir esas necesidades de capital gracias a las medidas realizadas durante este ejercicio por importe de 640 millones.

En líneas generales, la banca española ha salido airosa de la revisión de calidad de activos (AQR en sus siglas en inglés), y de las pruebas de resistencia, tanto en el escenario base como en el adverso —donde el umbral establecido se fijó en el 5,5%—. España ha sido el segundo país, junto a Italia, con mayor número de entidades examinadas, sólo por detrás de los 24 bancos alemanes y por delante de los 11 franceses.

La banca española tiene un exceso de capital de 56.046 millones de euros a cierre de 2016, según los datos extraídos de los test de estrés publicados. El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha cifrado en 32 millones de euros el coste para España del examen de solvencia realizado por el BCE, de los que once millones se han pagado a Oliver Wyman y los 21 millones restantes a labores de auditoría y otros gastos. Linde ha aclarado que este coste será repercutido "íntegramente" a los 15 bancos españoles sometidos a la prueba. De los 6.000 expertos que han contribuido a elaborar el ejercicio, 800 procedían de España, según ha concretado el gobernador.

En 25 bancos de la eurozona, el BCE ha detectado en la prueba de solvencia un déficit de capital total de 25.000 millones de euros, de los que 12 ya han cubierto sus déficit con incrementos de 15.000 millones de euros en 2014.

Los resultados de los bancos españoles

Las quince entidades nacionales que se han sometido al examen cuentan con una solvencia de al menos el 5,5% en el peor de los casos, según los datos publicados este domingo. Estos son los resultados que han obtenido estos bancos, por orden de menor margen de aprobación a mayor en las pruebas de estrés.

  • Déficit de capital, ya cubierto: Liberbank suspende en la parte de la prueba que corresponde únicamente a la revisión de activos (AQR) con un déficit de capital de 32 millones, si bien aprueba la entidad mantiene una solvencia del 8,51%, por encima del mínimo del 8% exigido en el escenario base o previsible, y del 5,62% en el estresado, también superior al mínimo del 5,5%.
  • Aprueba los test, pero con menos margen: el ratio de capital del Banco Popular se quedaría en el 7,56% en el peor de los casos. En el análisis de 2012, esta entidad descartaba pedir ayuda para cubrir sus necesidades de capital pese a no estar incluida entonces entre las entidades saneadas en el escenario más adverso.
  • Bancos por encima del 7,6% de margen: por encima de este nivel aparecen Catalunya Banc, con un 8,02%; el Grupo Cajamar, con 7,99%; Ibercaja, con un 7,82%.
  • Bancos que rozan entre un 8 y 9% de solvencia: Grupo BMN (8,09%), Banco Sabadell (8,33%), Unicaja (8,89%), Banco Santander (8,95%) y el BBVA (8,97%).
  • Entidades con mayor solvencia: los bancos españoles que cuentan con un mayor superávit de capital y por tanto mayor solvencia son Kutxabank, con un 11,9%; Bankinter, 11%; BFA-Bankia, con un 10,3%; CaixaBank, con un 9,3% y NCG (ahora rebautizado como Abanca), con un 9,1%.

La siguiente tabla recoge las ratios de capital de las entidades españolas, ordenadas por la solvencia que presentan en las distintas fases de la prueba: AQR, escenario base y escenario estresado.

Las entidades españolas han sido examinadas junto a las del resto de Europa porque a partir del próximo 4 de noviembre estarán supervisadas directamente por el BCE y sus activos superan los 30.000 millones de euros o el 20% del PIB del país de origen.

La española, segunda banca que mejor resiste el peor escenario

Los bancos españoles han demostrado una capacidad de resistencia en el peor escenario planteado en la evalución global desarrollada por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y el Banco Central Europeo (BCE) notablemente superior a la de la media de la banca de la zona euro, situándose sólo por detrás de la de sus homólogos estonios.

En concreto, en este peor escenario planteado por la EBA el impacto negativo en la ratio de capital CET1 de las entidades españolas es de media de dos puntos porcentuales, similar al detectado en los sistemas bancarios de Eslovaquia y Malta.

En este sentido, para el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, la banca española es la que menos ajuste ha necesitado en sus balances, por debajo de un 0,2% de sus activos ponderados por riesgo, por lo que puede afirmarse que es la que "mejor nota ha sacado" de toda Europa.

En qué consistieron los test de estrés

El ejercicio incluía varias fases: la primera de ellas era una revisión de los activos (AQR por sus siglas en inglés) que era el primer paso para medir la ratio de capital de todas las entidades a cierre de 2013 y posteriormente hacer una previsión de cómo resistirían en 2014, 2015 y 2016 a un escenario previsible y otro adverso o estresado.

En ese segundo paso, se ha medido la capacidad de estas entidades de mantener siempre un colchón de capital del 8%, que se reduce al 5,5% en el peor de los casos, puesto que son dos los escenarios que plantea el examen: uno base, con las estimaciones económicas de cada país previstas por la Comisión Europea, y otro "estresado" o adverso.

Para ver la capacidad de los bancos para hacer frente a futuras crisis, lo que se ha analizado han sido los créditos concedidos, las carteras comerciales y de inversión, la exposición a deuda soberana y titulizaciones, y la capacidad de generar ingresos y beneficios.

El ejercicio demuestra que las quince entidades españolas que se examinadas cuentan con capital suficiente en el escenario más adverso, a pesar de que el PIB de España se contraería un 0,3% este año, un 1% en 2015, y apenas crecería un 0,1% en 2016 (son hipótesis, no previsiones).

Pero, a pesar de esta hipótesis tan pesimista, las entidades españolas son capaces de mantener una ratio de capital de al menos el 5,5% al final del trienio analizado, los años 2014, 2015 y 2016.

Un buen resultado para Rajoy y la AEB

Para el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, los test de estrés demuestran que en España "hemos superado la crisis", una crisis de una dureza nunca vista antes. En su opinión, las pruebas demuestran que las entidades españolas están preparadas para financiar el proceso de recuperación económica que estamos iniciando.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha opinado que los test de estrés que ha hecho el Banco Central Europeo sobre las entidades financieras españolas han demostrado que la banca de este país está "estupendamente". Rajoy ha señalado que esta buena valoración es "capital para profundizar en la recuperación de la economía española". "Es algo de lo que podemos sentirnos orgullosos", ha añadido el jefe del Ejecutivo.