Gernika rememora el horror del bombardeo 70 años después

Un documental reconstruye el 26 de abril de 1937, cuando aviones alemanes e italianos arrasaron la villa. Se emitirá en la tele.
Una de las imágenes del documental, que muestra la ciudad en ruinas poco después del bombardeo.
Una de las imágenes del documental, que muestra la ciudad en ruinas poco después del bombardeo.

No fue el primer bombardeo  aéreo de la historia sobre una población civil, ni siquiera el primero de la guerra civil española, ni el que más víctimas ni más destrozos produjo. Sin embargo, el bombardeo de Gernika se convirtió en un mito, un símbolo. Mañana se cumplen 70 años desde aquella fatídica tarde de mercado del lunes 26 de abril de 1937 que conmocionó al mundo.

Ahora, el documental Gernika, el bombardeo, dirigida por el bilbaíno Alberto Rojo, recuerda las tres horas y cuarto durante las que una flota de 42 bombarderos y cazas alemanes e italianos al servicio de Franco arrasaron la ciudad. La localidad vizcaína vio caer sobre ella más de 30.000 kilos de bombas explosivas e incendiarias, y vio también cómo era ametrallada la población que trataba de huir al campo escapando de las explosiones.

Una película que «contrasta la historia que ha quedado reflejada en los archivos militares españoles, alemanes e italianos con los testimonios de los supervivientes», comenta Rojo. Además, recupera imágenes en color inéditas de la ciudad en ruinas.

El filme, que ha tardado un año en realizarse, se emite mañana a las 21.15 h en el primer canal de ETB, a las 23.30 h en el segundo y a las 22.00 h para toda España en el canal Historia. Asimismo, gracias a la coproducción de este canal temático, se podrá ver durante los próximos días en otros 12 países europeos.

‘Gernika por la paz’: El lehendakari, junto con el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquibel y el de Química Mario Molina, leerá mañana la declaración Gernika por la paz.

El horror de la guerra

Alberto Rojo. Director.  «me asustaba mezclar la historia con los testimonios»

Un año de trabajo le ha costado a Alberto Rojo, director y productor de Gernika, el bombardeo, acabar un documental que él califica como un «diálogo entre lo que ha quedado en los archivos y las vivencias de los propios supervivientes». Reconoce que al principio le preocupaba aunar estos dos conceptos, pero «con el tiempo me di cuenta de lo emotivo que era hacerlo». Uno de los aspectos que más le ha sorprendido al realizar este trabajo ha sido descubrir aspectos del bombardeo desconocidos para la mayoría. «Mucha gente no sabía que también participaron aviones italianos, por ejemplo», dice. Tiene, asimismo, palabras de agradecimiento para la labor de los historiadores que han participado en el proyecto, gracias a los cuales «hemos podido reconstruir con exactitud qué ocurrió ese día, cuántos aviones participaron, quiénes eran los pilotos, cuántas bombas cayeron...». Además, el documental le ha servido para «denunciar el horror de las guerras, sobre todo en las que participan ataques aéreos, que no están regulados internacionalmente».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento