Carrito de la compra
Carrito de la compra en una gran superficie. GTRES

Los madrileños pueden ahorrar miles de euros al año en la cesta de la compra. Solo basta con elegir bien el supermercado donde acudir. Concretamente, la diferencia entre comprar en el súper más barato y el más caro de la capital puede llegar a los 3.322,82 euros anuales, según un estudio elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Mientras, la media nacional se queda en 929 euros, con lo que la posibilidad de ahorrar es mayor en Madrid que en el resto de ciudades. El trabajo de campo consistió en la visita de 1.165 establecimientos de toda España para recoger los precios de una cesta de la compra tipo, donde se incluyen 146 productos de consumo habitual de los sectores de alimentación, droguería e higiene.

Comparar tiene premio. Puede significar bastante diferencia en la caja"Comparar tiene premio. Elegir un establecimiento con mejores precios puede significar bastante diferencia en la caja por exactamente la misma compra", concluye el informe de los consumidores. Así, la opción más económica de Madrid, según el estudio, es el Alcampo situado en el centro comercial de Moratalaz. Además, este establecimiento es el quinto más barato de toda España, solo por detrás de otro Alcampo situado en Vigo, dos supermercados Dani en Granada y otro de esa misma cadena en Jaén. A continuación, entre los más baratos de Madrid se sitúan un Alcampo de Puente de Vallecas y un Mercadona en Bravo Murillo (Tetuán).

Por el contrario, el podio de supermercados con mayores precios de Madrid está acaparado por tres establecimientos de la cadena Sánchez Romero. El más caro es el situado en el Paseo de la Castellana, seguido por los de Arturo Soria y Sor Ángela de la Cruz, tal y como refleja el estudio. Incluso, estos tres comercios aparecen en el estudio como los más caros de España, seguidos por un establecimiento de Pamplona y otro de Santa Cruz de Tenerife.

"Comprar hasta agosto del año siguiente"

"En Madrid el ahorro [entre la opción más cara y la más barata] alcanza 3.322,82 euros al año, el máximo a nivel nacional. Este ahorro significa que una familia podría comprar con el mismo presupuesto anual en el establecimiento más barato hasta agosto del año siguiente", explican fuentes de OCU. Después de Madrid, las ciudades con mayor margen de ahorro son Vigo (1.647,91 euros), Pamplona (1.581,85 euros) y Santa Cruz de Tenerife (1.373,89 euros). Los menos afortunados, es decir, quienes pueden optar a un menor ahorro, son los habitantes de Ciudad Real (solo 331,12 euros de diferencia), Vitoria (382,15 euros) y Lugo (409,85 euros).

La compra sale más barata en el Corredor del Henares y el sur metropolitanoSin embargo, el precio medio de una cesta de la compra tipo en Madrid está entre los más elevados de las capitales de provincia españolas. Concretamente, es la quinta con los productos más caros, tras las ciudades de Bilbao, Vitoria, Pamplona y Barcelona. En cambio, en el resto de la región madrileña la compra sale más barata que en la media nacional, sobre todo en el Corredor del Henares y en las ciudades del sur metropolitano. En los centros comerciales de Loranca (Fuenlabrada), La Dehesa (Alcalá de Henares) y Parque Corredor (Torrejón) se encuentran tres de los establecimientos más económicos de la comunidad.

De todos los artículos que se meten en el carrito, los que más suben la factura en la capital son las frutas y verduras, que se sitúan como las caras del país. Por otro lado, el informe refleja que los productos que más se han encarecido desde el inicio de la crisis en 2008 son las latas de atún (un 32% más) y las rodajas de salmón (un 24% más), frente a los limones, que han reducido su precio un 41%. Mientras, en el último año los kiwis han experimentado un encarecimiento del 20% en los supermercados, frente a los pimientos verdes, que ahora son un 29% más baratos que en 2013.

"Un golpe a los hogares ahorrativos"

Además, los analistas de la OCU han detectado una tendencia al alza en los precios de los productos de marca blanca. Son los artículos más baratos en las estanterías de los supermercados, pero su precio se iguala cada vez más al de los productos de primeras marcas: en concreto, durante el último año las marcas blancas se han encarecido un 2,2%. "Es otro golpe más a los hogares más ahorrativos", señala el informe. "Al principio de la crisis la marca blanca bajó precios, pero la tendencia de los últimos años ha sido de subida más que la del fabricante, ya que ha aumentado su cuota de mercado y fidelizado a los clientes", añade Miguel Ángel Pascual, técnico de OCU.

Consulta aquí más noticias de Madrid.