La Conselleria de Gobernación y Justicia, a través de la Dirección General de Prevención, Extinción de Incendios y Emergencias, pone en práctica el Plan Especial frente al riesgo de inundaciones de la Comunitat Valenciana este martes y el miércoles, durante la realización de un simulacro de respuesta ante una emergencia por inundaciones en la Vega Baja, junto con la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Según informa, el simulacro se inicia con la declaración, por parte del Centro de Coordinación de Emergencias (CCE), de la preemergencia por lluvias, nivel rojo, en el litoral sur de la provincia de Alicante y nivel naranja para el resto de la provincia, tras recibir un boletín de fenómenos adversos de la Agencia Española de Meteorología (Aemet).

A partir de ahí, se ha activado el Plan Especial frente al riesgo de inundaciones con las acciones que ello implica como el seguimiento de caudales, registros, avisos a municipios, declaración de las diferentes Situaciones de Emergencia y despliegue de medios, entre otras.

Esta medida tiene por objeto garantizar la actuación "rápida, eficaz y coordinada" de los recursos públicos o privados en situaciones de emergencia por inundaciones y minimizar sus consecuencias, de ahí la importancia de participar en simulacros donde se pone en práctica lo establecido en los protocolos de actuación, subrayan las mismas fuentes.

A medida que crezca el caudal del río Segura, el CCE decretará la Situación 0 y lo comunicará a los municipios de aguas abajo. Una vez se haya desbordado el río y se hayan producido daños materiales en las localidades de Rojales y Guardamar del Segura, se declarará Situación 1. A las 6.00 horas del miércoles, se establecerá la Situación 2 al haber daños materiales muy graves y se movilizará a la UME y, a lo largo de la jornada, se desplazarán a la zona afectada por las inundaciones los vehículos del PMA y SATCOM, un helicóptero y técnicos de emergencias.

Participación de cruz roja

Por su parte, Cruz Roja ha destacado la participación de una treintena de voluntarios de sus equipos de emergencia ante la situación de inundaciones por gota fría en el ejercicio organizado en Rojales, que se ha centrado en el despliegue de dos Equipos de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE) de Búsqueda y uno de Salvamento en Medio Terrestre y Medio Acuático, especializados en localización y rescate de víctimas de inundaciones por riadas.

Además, la organización médica ha instalado un Centro Móvil de Coordinación y un Puesto de Mando para la gestión y organización de los recursos desplegados.

Desde 2012, Cruz Roja cuenta en las tres provincias con ERIE de Rehabilitación y Limpieza de Espacios para apoyar a colectivos vulnerables en las tareas de limpieza y rehabilitación de las viviendas tras una catástrofe, como una inundación, asesorar sobre las condiciones de seguridad de las viviendas, y ayudar en el retorno a la normalidad de las condiciones de habitabilidad en el plazo de timpo más breve posible.

Este servicio se presta a personas mayores o con movilidad reducida en la fase de post-emergencia, cuando regresan a sus domicilios tras alejarse del riesgo que provocó la emergencia.

Cruz Roja dispone también de ERIE de Albergue Provisional, de Intervención Psicosocial, de Atención Sanitaria, así como de Atención a Inmigrantes en Costas, y garantiza la respuesta ante desastres con la participación de más de 1.500 personas voluntarias en la Comunitat, preparadas y formadas para intervenir ante estos supuestos.

Consulta aquí más noticias de Alicante.