El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el expresidente José María Aznar se han reencontrado este domingo por primera vez en público desde el rifi-rafe entre el partido y su presidente de honor en la pasada campaña electoral por las europeas, cuando el PP no invitó a Aznar a participar en un mitin y él expresó su queja ante los medios de comunicación.

Rajoy ha clausurado el Campus Faes que la fundación vinculada al PP organiza todos los años en los alrededores de Madrid. A su llegada, ha sido recibido por el expresidente José María Aznar. Ambos han posado para la prensa de pie y ante un panel con el logo de Faes, no sentados en una mesa en el jardín y de charla, como en los últimos años. El cambio, han explicado los organizadores, se ha debido al tiempo, que era inestable esta mañana en la sierra de Madrid.

Aznar ha esperado a Rajoy a las puertas del edificio donde se han celebrado las jornadas y el presidente ha llegado a mediodía en punto. Los dos se han saludado ante las cámaras de manera distendida y sonrientes.

Rajoy ha resaltado el hecho de que Aznar le recibía con corbata y mientras él ha llegado sin ella y el expresidente se ha justificado asegurando que la ha llevado puesta toda la semana, lo que ha durado el Campus Faes.