La cantante austríaca Conchita Wurst ha recibido el premio Muestra t, el "más colorido" de su vida, que entrega el Festival Cultural del Orgullo y que premia el compromiso y la lucha por la igualdad de los derechos del colectivo LGBT. Se lo ha entregado uno de sus iconos más conocidos en España, Boris Izaguirre, en un acto celebrado en la terraza del Hotel ME de Madrid, en el que el "showman" ha calificado a la cantante como una de las "divas pop mejor vestidas".

No es una cuestión sobre un festival o un grupo de personas, se trata de respeto mutuo La llegada de Conchita al país ha levantado tanta expectación como su triunfo en Eurovisión, y ha vuelto a demostrarlo congregando en el evento a más de 50 fotógrafos y periodistas, tras protagonizar ayer el pregón del Orgullo Gay junto a Ruth Lorenzo, en una sesión marcada por las "limitaciones" del límite de decibelios impuestas por el Ayuntamiento de Madrid al festival.

"No entiendo por qué la gente hace eso, nadie molesta, sólo están de celebración", ha explicado Wurst cuando se le pregunta sobre la normativa municipal que regula los decibelios en la calle y el cambio en el itinerario del desfile. "No entiendo por qué necesitan dañar a organizaciones como Shangay Pride para que no triunfen". "No es una cuestión sobre un festival o un grupo de personas, se trata de respeto mutuo", ha añadido la austríaca.

La cantante ha dicho sentirse "muy honrada" de recibir este premio, que le llega desde un país extranjero, y ha reconocido que su triunfo en el festival musical europeo le ha servido para recibir reconocimientos fuera de Austria. "Estoy muy agradecida", ha dicho, "porque significa que la gente recibe el mensaje de que todo lo que hago lo hago desde el fondo de mi corazón".

A pesar de que el colectivo homosexual la considera un "icono" del movimiento, Wurst no se considera como tal, aunque ha confesado que hace todo lo posible por llegar a serlo. "No soy perfecta, solo intento hacer aquello en lo que creo", ha dicho.

Junto a ella estaba el presidente de Stonewall 45, Alan Reiff, cuya asociación ha sido también galardonada este año, y que ha recibido el premio de manos del coordinador general de Madrid Orgullo (MADO), Juan Carlos Alonso. Este año se cumple el 45 aniversario de los disturbios de Stonewall, en el barrio neoyorquino de Greenwich Village, durante la considerada primera manifestación del colectivo de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT) en Estados Unidos.

"El 28 de junio de 1969 fue la primera vez que la comunidad se manifestó contra el sistema opresor", ha señalado Reiff, quien ha recalcado que desde entonces "nunca volvieron a estar en silencio", y que hoy por hoy todavía existen países en los que los homosexuales son encarcelados y sentenciados a muerte.