Apple censura la venta de una novela francesa por unos pechos desnudos en su portada

  • La empresa estadounidense considera que la portada es "inapropiada", según confirmó este viernes la editorial.
  • Se trata de libro La Femme, publicado por Les Éditions des Équateurs, que recibió una llamada de Apple para explicar que no incluirá la obra en su tienda.
  • Apple no hizo referencia al contenido del tomo, un relato sobre la condición femenina a caballo "entre el manifiesto y el poema, la imprecación y el programa".
Portada del libro La Femme, escrito por Bénédicte Martin.
Portada del libro La Femme, escrito por Bénédicte Martin.
LES EDITIONS DES EQUATEURS

La empresa estadounidense Appleha censurado la venta de una novela francesa, porque en su portada se muestran los pechos desnudos de una mujer, un contenido que la firma de la manzana considera "inapropiado", confirmó este viernes la editorial.

Se trata de libro La Femme, escrito por Bénédicte Martin y publicado por Les Éditions des Équateurs, empresa que este jueves recibió una llamada de Apple para explicar que no incluirá la obra en su tienda en internet.

La empresa estadounidense estima que la portada del libro, un diseño de Stéphane Rozencwajg que representa a una mujer con los senos desnudos prolongando el filo de un puñal, es "inapropiada", según hizo saber al director de la editorial, Olivier Frébourg.

Apple estaba destinada a comercializar la versión digital para las tabletas de esa casa de un título que comenzará a venderse en las librerías francesas a partir del próximo 20 de mayo.

"La portada no tiene nada de escandalosa. No es pornográfica, es de inspiración surrealista", comentó el consejero editorial, Dominique Guiou, quien subrayó que su casa de libros no tenía "ninguna voluntad de provocación".

Apple no hizo referencia alguna al contenido del tomo, un relato sobre la condición femenina a caballo "entre el manifiesto y el poema, la imprecación y el programa", según la descripción de la contraportada de la obra.

La editorial se ha puesto en contacto con el Ministerio francés de Cultura, con el Sindicado Nacional de la Edición y con la Comisión Europea, a quienes ha pedido que "reaccionen y tomen posición sobre esta cuestión fundamental de la libertad de expresión".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento