Segunda 'marea blanca' de 2014
La 'marea blanca' ha celebrado en su segunda protesta del año en las calles de Madrid la paralización definitiva de la privatización de la gestión de seis hospitales madrileños con el lema 'Mucho por recuperar', en una marcha que ha discurrido desde la plaza de Neptuno a la Puerta del Sol. Kiko Huesca / EFE

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid ha convocado este domingo una nueva 'marea blanca', la primera que se produce tras el anuncio del Gobierno regional de suspender la privatización de seis hospitales de la región y la segunda protseta de este año.  

Esta nueva convocatoria de la 'marea blanca' sirve también para expresar su oposición a la reforma de la ley del aborto El objetivo de esta nueva protesta es "celebrar" la retirada del proceso por el "triunfo" de las movilizaciones de profesionales y usuario, pero también exigir que ello no se queda en una mera "declaración de intenciones" por parte del Gobierno regional y se publique en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid una resolución que anule la externalización.

La marcha ha comenzado como en otras ocasiones a las 12 horas en la Plaza de Neptuno y para dirigirse a Sol. Antes, a las 9 horas, una columna partió desde el Centro de Transfusiones de la Comunidad de Madrid.

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid se ha congratulado por la unidad que han mostrado profesionales y usuarios en su rechazo a esta medida, pero sostiene que aún sigue habiendo políticas que suponen un "desmantelamiento" de la sanidad pública y que es "necesario mantener" hasta la "reorientación completa" de esas medidas.

Aparte, esta nueva convocatoria de la 'marea blanca' también servirá para expresar su oposición a la reforma de la ley del aborto que prepara el Gobierno central, pues en opinión de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública "atenta contra los derechos y la salud de las mujeres".

Cautela entre los manifestantes

No obstante, la protestas de la decimoséptima 'marea blanca' que se celebra desde noviembre de 2012 también se ha vivido con cierta cautela, porque aunque se han parado los planes de la Comunidad de Madrid, siguen adelante otros proyectos, como la derivación de pruebas hospitalarias a clínicas privadas o el traspaso a Cruz Roja de los autobuses de donación de sangre.

Tenemos otro frente abierto que parar: el traspaso a Cruz Roja del servicio de autobuses de colecta de sangre "La sangre que tú donas, ellos la venden", ha sido precisamente uno de los lemas más coreados durante la marcha. "Venimos a celebrar la marcha atrás de la Comunidad de Madrid, pero con cautela, porque todavía no se han retirado las normas que prevén la privatización de la sanidad madrileña", ha alertado Jesús González, secretario de Sanidad de CSIT-UP, que ha recordado que los concursos de externalización siguen "publicados y vigentes".

Cautela también del secretario general del sindicato de enfermería SATSE en Madrid, José Manuel Freire, que ha anunciado que seguirán con la guardia alta para evitar privatizaciones parciales de determinados servicios sanitarios. "Esto no ha terminado, tenemos un gran temor, que la privatización siga cogiendo espacios con privatizaciones menos llamativas, como las unidades de gestión clínica", ha alertado.

Desde UGT, Ignacio Hernández ha mostrado su satisfacción por que la Comunidad de Madrid se haya dado cuenta "por fin" de que los ciudadanos no deseaban una sanidad privatizada, aunque ha dejado claro que permanecerán alerta porque algunos servicios, como el de donación de sangre, deben seguir siendo públicos. "Ahora tenemos otro frente abierto que hay que parar que es el traspaso a Cruz Roja del servicio de autobuses de colecta de sangre en el que se regalan nueve millones de euros al año", ha denunciado.

Además de profesionales de la sanidad y ciudadanos de a pie también se ha sumado a la marcha el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, que ha celebrado la "importante victoria" de los ciudadanos frente a los planes del Gobierno madrileño. Pese a ello, Gómez ha reconocido que no se fía de la Comunidad de Madrid porque sabe "lo que quieren".

"Han hecho una retirada táctica, pero su estrategia sigue siendo la misma, están esperando a momentos mejores para hacer lo que quieren, pero la gente está diciendo que privatización ni ahora, ni pasado mañana", ha proclamado. Por ello, Gómez ha avisado de que su partido permanecerá vigilante para que el gobierno madrileño no tenga la tentación de externalizar nuevos servicios o privatizar la sanidad "por partes".

Empresas adjudicatarias de los hospitales

El 27 de enero de este año el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, anunciaba que dejaba en suspenso la privatización de seis hospitales después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid decidiera mantener la suspensión cautelar que pesaba sobre el proceso.

Precisamente este viernes, el nuevo consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, ha insistido en que el Gobierno regional "no va a seguir" con el proceso de privatización de seis hospitales con independencia de cuál sea la resolución de la Justicia sobre el fondo de la cuestión ante los recursos presentados en su día sobre esta medida.

Por otra parte, ha remarcado que ya se ha reunido con las tres empresas que fueron propuestas para la adjudicación (BUPA Sanitas, Ribera Salud y HIMA San Pablo) de cara a explicarles la decisión de suspender el proceso.

Al respecto, el nuevo consejero ha comentado que las empresas han entendido la información trasladada y ha manifestado que no tiene conocimiento que vayan a tomar ninguna medida contra el Gobierno regional y "piensa" que no la van a tomar.

Consulta aquí más noticias de Madrid.