Peaje en Cataluña.
El peaje de Alella, en Barcelona. Jordi Pujolar / ACN

El Govern ha pactado con Abertis descuentos de hasta el 50% en los peajes del Garraf y el Maresme de la autopista C-32 y el de Mollet de la C-33. Además, la compañía presidida por Salvador Alemany invertirá 93 millones de euros y pagará un canon por los beneficios que se destinará a financiar políticas de transporte público.

Según ha explicado en rueda de prensa este martes tras la reunión del Consejo Ejecutivo, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, el objetivo de esta "ambiciosa reforma es armonizar y homogeneizar un modelo que tenía disfunciones y atrofias". Para ello, se aplicará una reducción "significativa" para que los vecinos de Sitges o Vilanova, por ejemplo, no se vean perjudicados por la orografía.

Los 93 millones que invertirá Abertis no tienen como contrapartida alargar la concesión pues permitirán incrementar el tráfico de estos corredores, que han perdido un importante volumen de tráfico por la crisis que "ponen en riesgo la sostenibilidad modelo". Sólo se podría prolongar si, dentro de cuatro años, así lo decidiera el Govern en lugar de retornar el importe.

Además, la medida permitirá descongestionar las carreteras convencionales, mejorar la seguridad viaria y fomentar el transporte público gracias al canon que, por primera vez, pagará Abertis en función de los flujos de movilidad y que oscilará entre uno y tres millones de euros.

Descuentos e inversiones

Vila ha concretado los descuentos que se aplicarán en los peajes de la C-32. Los vehículos ligeros, como son los turismos o las motocicletas, que circulen los días laborables en entre Castelldefels y Sitges gozarán de un descuento del 30% y el que une Sitges con el Vendrell será del 26,5%. Abertis, además, proporcionará un teletac de forma gratuita a los conductores que lo deseen para fomentar el uso de esta vía.

Territorio también ha fijado una reducción de las tarifas, independiente del tipo de vehículo y día, para el peaje Vendrell-Barcelona, que pasará de costar más de 10 euros a 5,96; el de Cubelles-Barcelona, de 8,47 a 4,65, y el Sitges-Barcelona, de 6,42 a 3,14.

Estas rebajas envían el mensaje a la ciudadanía de que el Govern es "sensible a una situación poco equitativa e injusta", ha señalado Vila, quien ha agregado que los descuentos pueden ser mayores al seguir vigentes los de recurrencia, vehículo ecológico y de alta ocupación.

La concesionaria proporcionará teletacs gratis para fomentar el uso de las autopistasParalelamente, se invertirán 5,5 millones de euros a la salida de Sitges Centre; otros 2,9, a mejorar las calzadas de Gavà y se instalarán pantallas para minimizar el impacto acústico en Castelldefels, entre otras mejoras por valor de 1,5 millones.

En cuanto a la C-32 norte, el tramo Montgat-Mataró tendrá una rebaja del 10% y los conductores que circulen entre la capital del Maresme y Palafolls pagarán un precio cerrado, independiente del tipo de vehículo y día. A estas bonificaciones deben sumarse los descuentos ya existentes.

La mayor parte de los 93 millones de euros que invertirá Abertis, 65, servirán para prolongar la C-32 desde Blanes a Lloret de Mar. Además, se efectuarán mejoras a la altura de Mataró (10 millones) y en la variante de Valldegata (5,3), y se reducirá el impacto acústico en Montgat, Masnou y Calella (300.000 euros).

Por último, los conductores que pasen por el peaje de la Llagosta, en la C-33, se beneficiarán de un descuento del 48,5% y de las bonificaciones existentes por recurrencia. Además, Territorio trabaja para poder extender, antes de que termine el año, las bonificaciones a la autopista C-16, entre Terrassa y Manresa.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.