El Gobierno pide la disolución de ETA y Urkullu el desarme para avanzar en la autodeterminación

Un operario del cementerio de Zarautz borra pintadas de apoyo a la banda terrorista ETA.
Un operario del cementerio de Zarautz borra pintadas de apoyo a la banda terrorista ETA.
EFE

El Ministerio del Interior señala que lo único que espera de ETA es su disolución y recuerda al mundo abertzale que legalidad no significa impunidad.

Fuentes del Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz han respondido así al comunicado de la organización terrorista ETA en el que sostiene que no puede "aceptar" que tenga que "renegar" de su "trayectoria de lucha y asumir el relato de los opresores", pese a que aboga por abordar una "reconciliación nacional" para restañar heridas en el País Vasco.

"De ETA, lo único que esperamos es escuchar su disolución", han subrayado fuentes de Interior, que han recordado al mundo abertzale que "legalidad no significa impunidad".

Urkullu insiste en el desarme

El lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha mostrado convencido de que la ausencia de un gesto de desarme por parte de ETA condiciona avanzar hacia cotas de mayor soberanía en Euskadi.

Urkullu ha reconocido, en una entrevista concedida a Efe, que es "difícil" lograr, como él pretende, un nuevo estatus político para 2015 consensuado entre todas las sensibilidades políticas que están representadas en el Parlamento Vasco, pero tiene la esperanza de conseguirlo.

"Es algo que tenemos que hacer entre todos" y eso "exige un primer paso de responsabilidad de ETA" de forma que haga "un gesto de desarme verificable, que ayude a que los demás puedan comprometerse en la normalización de la convivencia política".

A juicio del lehendakari, la falta de una demostración por parte de ETA de su voluntad de entregar al menos parte de sus arsenales condiciona las actitudes de los partidos y del propio Gobierno.

"Un gesto de desarme", unido a la "posibilidad de que los presos (de ETA) puedan adoptar sus propias decisiones de manera individual, podría comportar que el Gobierno español" diese "pasos" que, además, "otros partidos políticos y la sociedad vasca justificarían y aplaudirían". Sin embargo, la ausencia de gestos por el momento, a pesar de pronunciamientos como el comunicado de ETA difundido este sábado, en el que no se refiere a su desarme, "condiciona" avanzar hacia una mayor soberanía en Euskadi. "Claro que lo condiciona, lo ha condicionado siempre", ha sentenciado.

De hecho, debido a la actividad violenta de ETA no ha habido disposición por parte del Estado "a analizar planteamientos políticos y jurídicos", hasta el punto de que el PNV ha visto comprometida su "legítima aspiración ideológica" y su acción política "por una interpretación interesada de connivencia con el terrorismo", ha denunciado. Urkullu ve que esa falta de movimientos de ETA frena incluso la apuesta por una consulta popular de autodeterminación.

Ha desvelado, en este sentido, que el Partido Socialista de Euskadi "cuando menos" admite "el derecho a decidir de manera pactada", que defiende el PNV.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento