Tiendas de campaña
Tiendas de campaña cedidas por el ejército para atender a los inmigrantes ingresados en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla. EFE

Un grupo de alrededor de 50 ciudadanos subsaharianos logró entrar en Melilla este martes tras saltar la valla fronteriza que separa la ciudad autónoma de Marruecos.

La Delegación del Gobierno informó de que el intento de entrada se produjo sobre las 02:45 horas de este martes, en la zona de Río Nano. De las 200 personas que intentaron entrar en España, solo una cicuentena lo consiguió. Uno de los inmigrantes, de 20 años, tuvo que ser atendido en el Hospital Comarcal por aplastamiento de las vértebras lumbares, que se produjo, según la Delegación, al caer desde la parte superior de la valla, que tiene una altura de más de cinco metros.

El resto de inmigrantes fueron puestos a disposición de la Jefatura Superior de Policía, para posteriormente ser alojados en el Centro de Estancia Temporal  de Inmigrantes (CETI), situado en la circunvalación exterior de la ciudad, junto a la valla y frente al campo de golf municipal.

El CETI, desbordado

Las entradas desde el vecino Marruecos que se vienen produciendo desde el inicio de la primavera han supuesto que el CETI vuelva a estar desbordado y que actualmente casi doble su capacidad, situada en 480 plazas. El Ejército ha entregado a la ciudad cuatro tiendas de campaña modulares y 20 literas triples que han sido instaladas en los patios y zonas comunes para poder atender los ingresos que se vienen produciendo.

La última entrada de inmigrantes a Melilla se produjo el pasado 25 de julio, día en el que dos inmigrantes fallecieron, uno en el lado marroquí y otro en el lado español. Era la primera vez que tanto Marruecos como España admitían la existencia de muertos en el perímetro desde el año 2005.

Consulta aquí más noticias de Melilla.