Fallece la mujer nigeriana agredida por Juan Carlos Aguilar, el supuesto maestro shaolín

  • La mujer supuestamente agredida por Juan Carlos Aguilar ha fallecido a causa de las heridas que supuestamente le provocó el maestro en artes marciales.
  • La nigeriana estaba en coma y muy grave.
  • La fallecida fue identificada como Maureen Ada Otuya, de 29 años y natural de Nigeria y llevaba en nuestro país tres años.
Fotografía facilitada por una amiga de la mujer agredida por el maestro de artes marciales Juan Carlos Aguilar.
Fotografía facilitada por una amiga de la mujer agredida por el maestro de artes marciales Juan Carlos Aguilar.
EFE

La mujer nigeriana agredida brutalmente el pasado domingo en Bilbao por el maestro de artes marciales Juan Carlos Aguilar ha fallecido a las 12.35 horas en el servicio de reanimación del Hospital de Basurto, según ha informado este centro sanitario.

Esta mujer, que estaba en coma y muy grave, fue localizada en el interior del gimnasio que Aguilar tiene en el centro de la capital vizcaína, en estado inconsciente, con ataduras en manos, pies y cuello.

La víctima ingresó en coma tras la agresión y, desde entonces, permanecía ingresada en la Unidad de Reanimación del Hospital de Basurto. Su estado empeoró este martes y en las últimas horas no ha experimentó variación, por lo que su situación era crítica.

Agentes de la Ertzaintza hallaron a la mujer nigeriana maniatada y amordazada en el citado centro deportivo, ubicado en un local de la calle Máximo Aguirre de la capital vizcaína.

Al parecer, el varón, que fue posteriormente detenido y que ha confesado haber asesinado a otra mujer, llevó a la mujer en contra de su voluntad al local y la agredió en su interior. Las patrullas de la Ertzaintza que llegaron al lugar tuvieron que tirar la puerta abajo para acceder al recinto.

La fallecida, identificada como Maureen Ada Otuya, de 29 años y natural de Nigeria, fue localizada en el interior del gimnasio que Aguilar tiene en el centro de la capital vizcaína en estado inconsciente y con ataduras en manos, pies y cuello.

Maureen Ada Otuya, que ejercía la prostitución en Bilbao, vivía en la capital vizcaína desde hacía un año, aunque anteriormente había residido en Vitoria y en otros puntos de España, país al que llegó hace unos tres años, según explicó un amigo suyo de la asociación Edo Club de Nigeria.

Este mismo hombre definió a la fallecida como "una chica maja y religiosa", y aseguró que se veían en la Iglesia. De momento no se sabe cómo contactó con su agresor, aunque la vivienda en la que Ada tenía alquilada una habitación está cerca del domicilio de Aguilar, en la calle bilbaína Iturrizar, a unos 300 metros de distancia.

En la tarde del pasado domingo, un testigo vio que Ada era obligada a entrar por la fuerza en el gimnasio de artes marciales de Aguilar y llamó a la Ertzaintza. Los agentes que acudieron al gimnasio tuvieron que derribar la puerta con mazas para acceder al interior, donde encontraron a la víctima y junto a ella, en una habitación del gimnasio, estaba Aguilar, de 47 años, quien fue arrestado por la Ertzaintza.

Este individuo ha sido puesto este miércoles a disposición judicial y presta declaración desde este mediodía ante el juez encargado del caso tanto por la muerte de Ada como por haber asesinado, supuestamente, a otra mujer en Bilbao, cuyos restos óseos fueron encontrados en un registro de su gimnasio y su domicilio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento